<- O ->

Noveno Viaje

HAGEDIS
<- O ->

Viaje 9o.
Juamisgestonia. "El país de los sorprendidos y lo inconcebible"

Abril, 1989.

Jornada Primera

Capítulos I y II

Hagedis parte de Metaforópolis, llega a Juamisgestonia donde llueve como en Macondo, vencen el rigor y le envían un telegrama a Sir Trincardo.

Sir Oz con uniforme Bancomer
Exactamente a la media noche del día 26 de Brumayo parten a su novena aventura los caballeros lagarto. Viajan seis horas y lo primero en hacer según su costumbre, es buscar hospedaje. Lo hacen así, y llegan a un hotel enfrente de la oficina de telégrafos. Cuando se acercaron al mostrador, una venerable anciana les atendió con cierto recelo y viéndoles tan jóvenes y bellos preguntó:
-Oigan...&iquest;Pero les conviene aquí?. Porque aquí no se permiten visitas ni ...
y con un ademán de la mano les insinuó que tampoco las bebidas alcoholicas eran permitidas. Pero como en aquellos tiempos el abuelo no se preparaba para el 2,000. No tuvieron inconveniente en quedarse, pues el hospedaje era muy barato, con lo cual la señora se quedó impresionada, pues eso era inconcebible.

Sir Azul con licenciado"Allá donde se cruzan los caminos
donde el mar no se puede concebir..."
- Joaquín Sabina -
Allá viajaron los caballeros lagarto, pues en Juamisgestonia no solo el mar, sino muchas otras cosas no se pueden concebir, de lo cual se darían cuenta muy pronto. Luego de dejar sus equipajes, en el citado hotel, caminan un rato hasta hallar un sitio donde sacroalimentarse, para luego visitar el Palacio de Gobierno y continuar recorriendo el lugar, hasta que luego de tanta andanza Sir Azul se siente un poco cansado y repone sus fuerzas junto a un licenciado así como lo hiciera Sir Ajab en el tercer viaje. Una vez reconstituido, el tercer caballero de la orden de HAGEDIS, continuan su recorrido llegando ahora al museo de la ciudad, con una escala en la estación de ferrocarriles.

Los hombre rotosPero tanto era lo que habían caminado, que hasta las esculturas se estaban rompiendo y así precisamente fue que conoció Sir Ajab al hombre roto de Juamisgestonia al que acompañó en su dolor, pues ya el cielo amenazaba con llorar sobre ellos, pues proféticamente le habían mandado un telegrama a Sir Trincardo diciéndole:
-Está lloviendo en Macondo.
Porque en ese pueblo literario también suceden cosas increíbles, como las que aún habrían de ver sus ojos.
Continuaron su andar de vuelta hacia el centro de la ciudad con rumbo a su hotel, cuando un torrencial aguacero les sorprendió y en el cual el anillo mágico de Sir Ajab se fue por una coladera. Mas como cerca andaban de su hotel, hasta él arribaron y allí se dieron muy pronto un baño para evitar un resfriado y poder continuar con su andar, en la primera de las tres mitológicas mojadas que hubo en los 45 viajes de Hagedis.

Jornada Segunda

Capítulos I y II

De como viajan a Soplo de Agua, descubren al mitológico Paraderonte y al Águila Juamisgestona y recorren el maravilloso parque de J.M. Romo.

Sir Ajab de cabeza
La negra noche tendió su manto y el día siguiente como es natural en ese país, los sorprendió, lo cual puso a Sir Ajab de cabeza, mientras que sus compañeros Sir Oz y Sir Azul disponían sus arreos para ir al balneario de Soplo de Agua, en el cual no les apeteció darse una remojada, por lo que tornáronse a Juamisgestonia, donde halláronse con un bonito parque que conmemora el cuarto centenario de la ciudad, que les tenía deparadas muchas sorpresas. Subieron a una resbaladilla gigante, por la cual se deslizaron en repetidas ocasiones y se divirtieron como enanos, pues cuenta una antigua leyenda metaforopolitana que los enanos son personajes que saben como divertirse y reir, pues siempre se hace referencia a esa característica tan peculiar de ellos.

ParaderontePero lo mejor estaba aún por venir, pues como es sabido, los viajes en los que van ellos tres, son muy divertidos pues saben como hacerlo (divertirse claro), además de ser viajes muy eficientes, pues son muy buenos viajeros y a esos, el señor los premia dándoles sus bendiciones y las gracias. En aquella ocasión les concedió la gracia de conocer al mitológico Paraderonte, del que se habla en las regiones del sur de Metaforópolis, al cual fueron a descubrir muy lejos de su casa, como cierta vez lo estuvo Sir Baruc de la suya, pero esa es otra historia y tendrá que ser contada en otra ocasión, pues no era esa la única sorpresa de ese segundo día de viaje. Todavía tendrían que conocer a la famosa águila juamisgestona (Lupus inconcebibilis) que los dejó anonadadosÁguila juamisgestona,porque mas que un pájaro -sin albur-, parece un canino perteneciente a la clase de los lobos, fue aquí cuando comenzaron a sospechar que cualquier cosa podría pasar, aunque todavía les esperaba lo mejor del viaje. Al emprender al regreso al centro del país tomaron un taxi, con un chofer que les develaría el misterio del nombre del lugar, tan celosamente guardado hasta entonces. Pasaban en su camino de vuelta por un multifamiliar y cuando le preguntaron al conductor del vehículo automotor de alquiler como se llamaba el lugar, les dijo que los lugareños le decían 'El mundo de juguete', pues en los años de su edificación el tamaño de los departamentos era ¡INCONCEBIBLE! al decir esto, extendió los brazos en señal de admiración y dejó el volante, que también inconcebiblemente mantuvo el rumbo del taxi, con lo que el nombre del país estaba ya descubierto, comenzando entonces éste a regalarles con sus encantos. Desafortunadamente, el chofer no supo darles razón de las Fajacumbas que habían visto el día anterior y caminaron hasta el jardín de San Marcos, capital de la famosa feria, a la que muchos llegan contentos año tras año.

Teleférico J.M. Romo(R)Oculto entre las pequeñas calles cercanas al centro y la privacidad del lugar, se yergue el parque J.M. Romo®. Que uno de los fabricantes de muebles, más importante del Metacountry creó, para su empleados en Juamisgestonia, y al cual ingresaron los caballeros lagarto, pues ellos como portadores del mensaje divino de Gogol® nuestro señor, tienen fuero en muchos lados, y este no sería la excepción, gracias a un muy amable hombre, los caballeros lagarto disfrutaron por completo del lugar, pues comparado con otros parques de diversiones, este tiene un muy pequeño espacio, pero que es utilizado de manera muy inteligente y cuenta con un teleférico, una vía de tren que circunvala el parque, un castillo medieval,Caballeros medievales y caballeros lagarto. una caverna prehistórica, un tobogán de agua, una sala de cine, un fuerte con piratas, una rueda de la fortuna, alberca con lanchas de pedales, una pequeña contrucción de la época del viejo oeste, y muchas cosas más que en verdad les causaron asombro a los caballeros lagarto, quienes ya estaban comenzando a acostumbrarse a la cultura del lugar. Mucho fue realmente lo que se divirtieron en ese lugar, por lo que quedaron agradecidos de que, aún existieran en el mundo, personas con la capacidad de hacer bien las cosas, demostrando que no es necesario hacer algo espectacular para que sea bueno.

Sir Oz atrapado por su cámara.Salieron muy contentos del parque y como les faltaba mucho para tomar su autobús de regreso, hicieron una de las cosas que mejor saben hacer... CAMINAR. Fue entonces, cuando se encontraron con unas mujeres arácnidas que al ver el noble porte de tan gráciles ejemplares les comenzaron a hacer la corte, con lo cual vieron una buena ocasión de divertirse como solo ellos y los enanos saben hacerlo. Las mujeres tenían un captador de imágenes y les pidieron a los tres viajeros que se tomaran unas fotos con ellas, petición a la cual accedieron, acto seguido Sir Oz les hizo posar para que ellos se retratasen con ellas, pero habilmente Sir Oz sabía que su cámara ya no tenía rollo, por lo que sin compasión tomó cuantas fotos quizo y las mujeres creyeron que estos nobles hombres tendrían en su albúm a tan terribles personajes, así pasó un rato, hasta que con la última foto que les quedaba a los tres HAGEDIS en la cámara de Sir Azul, se tomaron la única de las varias fotos de fantasía que las mujeres supusieron se habían tomado con ellas y solo los tres aventureros del noveno viaje quedaron captados para la posteridad.

Caminaron un rato mas, cenaron y tomaron su autobus de regreso, listos para continuar sus aventuras en Metaforópolis, la ciudad muy grande del universo y en los territorios comprados por Gogol. Próxima estación Slowbovia.

Viajes 1 al 9 Viajes 10 al 18 Viajes 19 al 27 Viajes 28 al 36 Viajes 36 al 45
Morelia
Guanajuato
San Luis Potosí
Guadalajara
Taxco
Veracruz
Zacatecas
Mérida-Cancún
Aguascalientes
San Miguel de Allende
San Juan del Río
Las Granadas
Real de Catorce
Oaxaca
Manzanillo
Acapulco
Uruapan
Tlaxcala
Poza Rica -Tajín
Mazatlán -Los Cabos
León
Puebla
Querétaro
Pachuca
Fresnillo
Orizaba
Oaxaca II
Toluca
Xalapa
Chiapas
El Oro
Guanajuato II
Pátzcuaro
Morelia II
Ixtapan del Oro
Cuernavaca
Papantla -Tajín II
Lagos de Moreno
San Miguel de Allende II
Valle de Bravo
San Miguel Regla
Chihuahua -Pacífico
Toluca II
Guanajuato
Veracruz II


[ Home Page ] [ Rallies ] [ Viajes ] [ Caballeros Lagarto ] [ Diccionario ] [ Magia Verde ] [ Ibid ]

http://www.hagedis.net

aayuso@hagedis.net