<- O ->

Octavo Viaje

HAGEDIS
<- O ->

Viaje 8o.
Continente de Confianza.

Marzo, 1989.

Jornada Primera

Capítulos I al IV

De como inicia el viaje en el concierto de Joaquín Sabina, de cómo llegan a Flagstab, de lo que allí vieron e hicieron, y de cómo supieron porqué era la laguna de las ilusiones.
PRÓLOGO
Habiendo prometido salvar la música de morir en el viaje anterior, los caballeros lagarto fueron al concierto del maestro Joaquín Sabina, donde Sir Joss Warrior y Sir Pax disfrutaron más que cualquier otro asistente. Era la primera vez que Sabina venía al Metacountry y Sir Oz, con su enorme magia verde, les consiguió lugares en primera fila, pues no era para menos, después de ese concierto el Auditorio Nacional de Metacountry, cerraría sus puertas por un buen rato, porque ya nada podría ser igual en ese lugar, al menos durante un tiempo, pero esa es otra historia. Con tan maravilloso inicio los caballeros lagarto parten al primero de los viajes largos. Y como no consiguieron boletos directos para Numérida, Sir Ajab, quien tenía la mayor experiencia en la exploración de esa parte del mundo, sugirió que se comprasen primero los boletos a Flagstab el País de la Banderas, porque de ahí sería mas sencillo encontrar pasaje a Numérida. Una vez en el andén para el abordaje del autobus, se hizo el tradicional sorteo de los lugares, siendo Paco Prime quien viajaría de a yosolito las doce horas que dura la travesía.

Media hora antes de llegar a Flagstab, el autobus hizo una escala técnica, al igual que los caballeros HAGEDIS, quienes bajaron a estirar las piernas. Pero al chofer se le olvidó que había dicho diez minutos y ya se estaba largando, dejando a todos abajo, de no ser por Sir Azul quien se puso águila y avisó a todos que el camión ya se iba y al grito de ¡¡Paso de Joss Warrior!!, todos corrieron, menos el Joss que solo caminó, y lograron alcanzar al chofer, que finalmente los dejó en el país de las banderas.

Allí consiguieron boletos para Numérida, a las 23:00 horas, por lo que no era conveniente buscar un hotel, así que solo dejaron en el guarda-equipaje sus cosas y partieron a conocer el lugar, en donde vieron muchas banderas y así llamaron al lugar. Pues en el paseo por el río de Flagstab, vieron muchas de ellas. En este río, se hace un recorrido turístico en barco, en el cual se puede comer mientras se disfruta del paisaje, cosa que hicieron, pero Paco Prime quizo poner el desorden y pagar la cuenta de todos, cosa que no permitieron los caballeros lagarto porque luego, por eso, se hace un desmadre y la gente termina descontenta. Como en aquellos tiempos no existían los Mirreinatos tuvieron que explicarle al despistado Paco Prime que eso era lo mejor y más sano para todos. En el camino se encontraron con la catedral de este país, que tiene las torres más altas de todo el continente de confianza. Despues caminaron hasta el Parque Museo de la Venta, donde se halla la laguna de las ilusiones. Supieron ese mismo día y no otro, Sir Ajab y Sir Pax, por qué se llamaba así. Sucede que en dos o tres ocasiones vieron a lo lejos unas mujeres que parecían estar muy bien y ser muy guapas, pero cuando se acercaban se daban cuenta de que todo había sido una ilusión optica. Razón por la cual decidieron salir de ese lugar e ir a la Plaza Flagstab 2000, en donde vieron a una zona , la cual lucía un vestido rojo que resaltaba su belleza, pero también desapareció y con ella las ganas de continuar en ese lugar, así que salieron hacia el Santiamén para ir con rumbo a Numérida. Caballeros lagarto en Flagstab.

Jornada Segunda

Capítulos I y II

En los cuales se narran sus andanzas por el paseo Dantesco, y cómo consiguen corcél literio para el viaje

Finalmente, su destino original... Numérida que se ve bien lejos. Pero han llegado y lo primero es hospedarse pues ya todos quieren darse un buen baño. Llegan al hotel San Luis, con el sueño dorado de Worrina: &iexcl;tiene alberca!, pero eso no impresiona a un buen viajero como el experimentado Sir Oz o cualquiera de sus acompañantes. Se realiza el sorteo de los cuartos y nuevamente Paco Prime corre con la peor de las suertes, pues le toca con las mujeres. Lo que para muchos sería una fortuna, en el era una tragedia por razones que pronto sabrán. Lo primero que hizo este buen hombre, fue hablar a su casa desde el cuarto de Sir Oz, Sir Azul y Sir Ajab, pues fue expulsado de éste por las dos mujeres. Sir Ajab y Sir Oz se hallaban sentados en una de las camas y al punto, escuchan esta conversación :

-... Mi amor, ya llegamos a Numérida, estoy aquí con los chavos...
- Pues son seis, y hay dos muchachas...
-¡¡¡Oooooggg!!! ¿Ya vas a empezar?...
Inmediatamente explicó que una de ellas era hermana de dos de los que iban en el viaje, y la otra era una compañera de la oficina que su esposa ya conocía. Lo que Paco Prime no dijo, (por obvias razones) fue que le había tocado en el mismo cuarto con ellas, porque entonces corría el peligro de no tener donde dormir cuando regresara a la que entonces ya sería su ex-casa.

Ya va siendo hora de desayunar y van hasta el mercado del centro de Numérida, donde comen unos deliciosos sandwiches de cochinita y toman una deliciosa agua de horchata. Luego Sir Joss Warrior les sirve de guía de turistas y cuando pasan por la catedral les dice :

- Bueno chavos esta es la catedral, ahora vamos para allá...

Pero ahí fue donde la puerca torció el rabo, porque Sir Azul, y Sir Ajab no le hicieron caso y entraron a ver la iglesia, seguidos de Sir Oz quien no se enteró sino hasta despues, de lo que el Joss había dicho, e incluso Sir Pax, quien ya se había ido para allá con el Joss Warrior. Ahí se frustró la carrera de guía de turistas del Joss, porque un turista convencional le hubiera hecho caso, (tal como lo hicieron Elvia G y Worrina) pero no un viajero en busca de la perfección como lo son estos caballeros lagarto. En realidad no hay mucho que ver en el interior, pero eso uno no lo puede saber, y el Joss intentaría volver a hacer de las suyas mas adelante.

Luego de este episodio los caballeros lagarto fueron al Museo de Antropología, allí se les ocurrió rentar un transporte para ir a Chichen Itzá, fue entonces que el "señor de las otras posibilidades" encontró la ocasión propicia para realizar una mas de sus extrañas propuestas, pues quería rentar un corcél literio de tamaño compacto, de 5 plazas, para llevar a todos losnueve viajeros nueve, a lo cual, obviamente, se negaron Sir Oz y Sir Ajab, porque veían que eso iba a ser un calvario, por lo que Sir Oz acompañó al Joss a rentar el automovil, una victoria mas de la razón sobre la fuerza bruta, pues Sir Joss y Elvia G se pelaban por ver quien aportaba la peor de las ideas. El siempre astuto mago camaleónico Sir Oz, utilizó el poder de su magia verde poniendo orden en las cosas, pues como ni Sir Joss, ni Sir Azul llevaban licencia de manejo, dejaron la de Sir Oz y el fue quien rentó por una semana un transporte mas decoroso y apto para la ocasión. Eligió un hermoso corcél literio para nueve personas nueve y de aquí en adelante la octava visita a las tierras lejanas sería diferente.

Capítulo III

Conocen Numérida, aprenden a llevar las cuentas y dan gracias al señor su Dios por ello.

Apenas dos días llevaban y parecía que su viaje se convertiría en un desastre pues Elvia G y Worrina creyeron que HAGEDIS había contratado a Sir Joss Warrior como guía espiritual para la semagda santa, pero pronto tomarían cartas en el asunto los mejores de entre ellos y las cosas se normalizarían. Despues de un rato de andar por este lugar, descubrieron que en muchas casas, las puertas estaban abiertas, en parte debido al calor que impera en éste continente, pero también se debe a que la gente confía en que no serán abrutamente asaltados, por eso, éste fue bautizado como el continente de confianza, en tanto que el nombre del país lo descubrieron luego de ver que todas las calles están numeradas en lugar de llevar nombres de personajes ilustres. Pero lo que realmente los llevo a descubrir que la pasión de sus antepasados mayas por las matemáticas aún perduraba hasta nuestros días, fue el hecho de que cuando Sir Ajab (quien ya había tomado cartas en el asunto y los llevaba a los lugares que realmente debían conocer) los condujo hasta el parque de las Américas. Unos lugareños jugaban panbol y los caballeros lagarto organizaron su retadora, pero cuando ya les tocaba su turno, otra reta se les adelantó y ellos dijeron, "Oigan pero si vamos nosotros", a lo que un cazo les contestó: "Pues hagan bien sus cuentas", y fue así como supieron que ese era el País de los Números. Despues de eso, casi todos volvieron al hotel en camión, excepto Sir Azul y Sir Ajab, quienes regresaron golpeando el balón desde ese remoto lugar hasta su hotel, donde finalmente descansaron.

Jornada Tercera

Capítulos I y II

Que cuenta el maravillosos día en que los caballeros lagarto conocieron Uxmal, pusieron en práctica el haber aprendido a hacer las cuentas y de lo que hicieron en ese lugar.

La compañia en la piramide del adivino."Ponnos dos copas más antes de cerrar
morirse debe ser dejar de caminar"
-Joaquín Sabina (La balada de Tolito)

El nuevo día. Tercero de la bitácora de viaje, inicia con la tradicional caminata matutina de Sir Ajab quien, a pesar de haberse cansado bastante el día anterior, sale muy temprano a recorrer Numérida. Con él van varios esforzados viajeros, que salen a caminar, así pues, ya van en gran comitiva : Sir Ajab, Sir Pax, Sir Azul y Paco Prime con todo y caparazón. Caminaron mucho y conocieron más, pues en ese país la vida comienza muy temprano, ya que el calor hace que las actividades a medio día sean muy pesadas, motivo por el cual, la gente del Continente de Confianza tiene que madrugar. Al final de la caminata los esperaban sus demás compañeros, quienes ya también se habían arreglado y pronto partieron con rumbo a Uxmal. Gracias al ingenio de Sir Oz, los caballeros lagarto disponían ahora brioso corcél literio para toda la Semagda Santa. En él se montaron para llegar hasta ese sitio. Aproximadamente una hora tardaron en llegar, y lo primero que ven es, la Pirámide del Adivino, la más alta de las construcciones de ese sitio arqueológico. Suben hasta allá y desde ese sitio contemplan la megestuosidad, no solo del paisaje, sino también del imperio maya, pues ellos eran muy hábiles en todos los aspectos humanos, pero principalmente en llevar las cuentas.

Sir Azul dando las ... gracias.
Despues descienden al Cuadrángulo de las Monjas, luego van hasta el Palacio del Gobernador, donde Sir Azul le da las gracias a Sir Trincardo por la diversión proporcionada en ese viaje, y por toda la que les seguría proporcinando, en tanto esto sucedía Sir Joss Warrior y Sir Pax iban al limbo a llevar provisiones, pues "El señor de las otras posibilidades" es el proveedor oficial de víveres en ese lugar. Cuenta una antigua leyenda de marinos, que incluso en las obscuras noches de mar en calma, se puede ver la estela del Joss Warrior, viajando hasta esa región solo conocida por él y por Sir Lady Erizo, a quien el llevó allí, colgada de una de sus piernas. El sol emprendía su viaje diario hacia el poniente, región de donde es oriundo Sir Trincardo Corazón Neón, "El señor de las piernas abiertas", ya que su querido hermano Gogol® le heredó gran parte de sus posesiones del poniente.

Sir Trincardo rayando la pirámide.La tarde aún era joven, y el resconocimiento de persona de la zona arqueológica continuaba. Llegaron a una pirámide en el sector norte del conjunto y los caballeros lagarto se subieron de un salto al primer talud; excepto Sir Trincardo, quien al igual que la mayoría de los integrantes de la sagrada familia es medio inútil para controlar su cuerpo. Lo intentó tres veces y en las tres fracasó. Primero corría para tomar impulso, para después parase en seco y así intentar con solo un pequeño brinco librar el espacio entre el suelo y la plataforma. Dejando rayada la pirámide con sus intentos; marcas que, esperamos, no confundan posteriormente a los arqueólogos.

Uxmal aún les tenía reservadas muchas sorpresas. Continuaron caminando, ahora hacia el sector Noroeste, donde encontraron el agujero donde blasfemó la bestia, pero a tan lejano lugar, solo pudieron acceder Sir Azul y Sir Ajab. Sin embargo, el resto de sus acompañantes (que eran todos a excepción de Pax y Joss) continuaban con ellos, así los sorprendió el atardecer y pensaron que sería bueno volverse a donde se habían dejado el transporte. Para ese tiempo, obviamente los dos caballeros restantes, ya los esperaban desde hacía un buen rato. Pero no eran ellos los únicos. Cuando salieron de la espesura de la selva y llegaron a la pirámide del adivino un siñorosaurio los vió, y extendiendo los brazos en señal de asombro y regocijo, les dijo :
-¿Qué pasó?... ¿Pus donde estaban?,
Porque que el lugar estaba cerrado, y habían arreado ya a toda la gente hacía media hora. Luego se montaron en su corcél literio y se volvieron Numérida, caminaron luego hasta un parque enfrente del zoologico de Numérida y allí jugaron futból. Después cenaron un platillo típico del lugar, llamado Poc Chuc, preparándose para partir al día siguiente muy temprano, para recibir la primavera en Chichen Itzá.

Jornada Cuarta

Capítulos I y II

De cómo los caballeros lagarto se desahacen de unos molestos tipos que les querían clavar terror, esperan el equinoccio, y se lanzan a conocer Chichen Itzá.

Cuatro días llevaban apenas fuera de Metaforópilis y ya la primavera iba a llegar al hemisferio norte. Toda una estación fuera de casa y la diversión iba en aumento, tal como lo hace la sombra de Kukulkan la serpiente emplumada, todos los años desde que los antihguos mayas edificaron este mágico lugar. Hecho para los magos del mundo, y para allá iban los caballeros lagarto, para cumplir un cita con el mundo. Pero llegar no les fue fácil, pues en el camino unos Numeridanos ineptos, confirmaron que enanos mentales existen en todos los rincones del mundo. Porque estos especímenes no dejaban que Sir Joss Warrior, piloto de la nave, los rebasara. Un par de ocasiones lo intentó Sir Joss y en un número igual se lo impidieron, al darse cuenta de ello, los caballeros lagarto que estaban dormidos se levantaron de sus asientos y los numeridanos al ver que Sir Joss no iba solo con sus dos mujeres, les dió miedo y lo dejaron pasar, pero ahora Sir Joss no los pasaba, solamente les acercaba el automóvil, por lo que ahora no solo Judas, sino que esos tipos también tuvieron miedo. Aunque poco faltaba para llegar al sitio sagrado y finalmente los pasaron, dejándolos atrás, con una gran lección, pues no es dable el enfrentarse a quienes portan el mensaje divino.

Kukulkan descendiendo por la pirámide.Mucha gente llegaba al sitio, y ellos veían a las zonas que se daban cita en la zona arqueológica, pero por lo regular, estas estaban acompañadas de alguna mujer masparecida, mientras en el sonido local un hombre hablaba sinsentidos del símbolo fálico serpentino, refiriéndose probablemente a las bendiciones que le había dado Sir Azul a Sir Trincardo en el palacio del gobernador. Pero faltaba mucho tiempo para que el espectáculo del descenso de Kukulkan se diera. Por lo que decidieron conocer Chichén. Caminaron mucho y vieron más aún, pues aparte de las bellezas naturales, admiraron al magestuosidad del lugar, en el cual uno no deja de maravillarse por la sabiduría de los antiguos, pues el momento había llegado, cerca del atardecer, cuando el sol inica su recorrido hacia el mundo de los muertos, la serpiente se va formando en la escalinata norte, hasta tocarse con la cabeza emplumda de la serpiente, lo cual está muy lejos de ser tan solo un símbolo fálico serpentino, como el necio hombre del megáfono continuaba diciendo. La obscuridad reinaba ahora, y era tiempo de partir a Cromarcún, un largo andar les esperaba, y Sir Joss Warrior también, así que se dirigieron a su vehículo, con rumbo al país del Cromar Océano.

Capítulo III

Historia de los caballeros lagarto desfaciendo el entuerto de la carretera del sur y de la forma en que Sir Joss Warrior los previene de no volverlo a dejar solo con las mujeres.

Callejón del canicazoSiempre existe un pero, sobretodo cuando viajan con Sir Azul, y debían esperarlo a que comprara una camiseta alusiva al evento que acabababan de presenciar. Ya finalmente montados en su corcél literio avanzan unos cuantos minutos y deben de detener su andar. Pues al parecer un accidente ha ocurrido y no es posible continuar. El accidente no es grave, pero detiene el tránsito, por lo que de inmediato y sin pensárselo mucho, descienden de sus transporte. All&acute;se les ve ir a Sir Ajab, Sir Oz, Sir Azul y Sir Pax, mientras que también sin pensarlo se bajó Sir Trincardo, pero eso, es debido a que esa es su forma natural de hacer las cosas. De alguna extraña manera, la carretera se bloqueó de forma tal, que solamente quedaba libre un carril. Así que los caballeros lagarto idearon el hacer pasar 10 automoviles en cada sentido, para así acelerar la marcha. Le encargaron a otra persona que dirigiera el tránsito del otro lado, mientras ellos organizaban a los que iban de Chichen Itzá a Comarcún. Al ver que del otro lado se tardaban mucho, fueron a ver que sucedía. El individuo que contrataron para pasar, cumpliendo celosamente con su deber, esperaba que se juntaran diez automóviles del otro lado (que tenía mucho menos tránsito), para hacerlos pasar. Situación que rapidamente arreglaron ellos y Sir Pax y Sir Azul fueron de un lado y Sir Ajab y Sir Oz se quedaron en el otro, hasta que su combi pasó y le explicaron a otro hombre como hacerle.

Cuando volvieron a subir a su transporte, Sir Joss Warrior les dijo muy molesto:
'Oigan chavos, la verdad, es que, que bueno que quieran ayudar, pero si vuelve a haber un accidente, no se bajen a ayudar ni a dejarme solo con las mujeres'.
Lo cual no le pareció muy agradable a Paco Prime, quien puso de cara de ¡Bueno y qué! ¿Yo no existo?. Siendo aquí donde él y Sir Pax se percataron de que si seguían las enseñanzas del 'Señor de las otras posibilidades' ese viaje iba a serles muy desdichado. De esta manera, las cosas volvieron a su cause y la magia verde de los caballeros lagarto reinó de nuevo en el viaje.

Muchas horas faltaban para que ellos pudiesen llegar a su destino. Cromarcún, el país del Cromar Oceano. A las dos de la mañana del siguiente día finalmente vieron la casa de los tíos de Sir Joss, que era donde iban a hospedarse, pero Sir Joss, fiel a su costumbre les dijo:
- Bueno chavos, esta es la casa de mis tíos, ahora vamos a esperar a que amanezca. Así que duermanse.
A lo que no hubo mucha objeción , pero si una gran duda entre los mejores de ellos, porque no veian incoveniente en llamar a la puerta, pues les esperaban esa misma noche.

Jornada Quinta

Capítulo I

De la forma en la que se puede desperdiciar un día tirandose en la playa a hacer lo que todo el mudo hace.
Caballeros lagarto en la playa. Unas cuantas horas pasaron antes de que el Joss se decidiera a tocar. Cuando por fin lo hizo y se les dió la bienvenida, supieron que efectivamente les esperaban y que de haber pedido posada antes, les habría sido otorgada sin mayor problema. Con lo que Sir Joss terminó por confirmar que sus ideas son desastrozas para el bien de la comunidad. Para su fortuna no es un mal de familia, y su primo les dio indicaciones de : a donde ir y que hacer en ese su primer día en el país del Cromar Océano.Que se ganó su nombre Metaforopolitano, debido precisamente al multicolor aspecto de sus aguas. Fueron a Playa Caracol y en ella vieron las muchas cosas que se ven en una playa e hicieron las cosas que se suelen hacer en una playa. Sir Joss rentó un triciclo y llevó a Worrina a circunnavegar la tierra, pero eso a ella ya se lo olvidó, porque ya pasó mas de un mes de eso. Mientras que Sir Trincardo se metió al mar con todo y calcetas, por lo que hubieron de ir a sacarle de allí y mostrarle como debía hacerse.

Pero no todo estuvo perdido en ese día, pues precisamente Sir Trincardo tendría mucho que ver en la historia más bonita de ese día. Resulta que en algun lugar de la playa caracol, mientras Sir Oz paseba su vista por algunas zonas del lugar, junto a él estaba el quinto caballero lagarto Sir Trincardo, a quien Sir Oz escuchó decir proféticamente :
- Nomás quiero ver a que hora te caes gordito...
Al oir esto, volteó Sir Oz a ver que pasaba; descubriendo que Sir Trincardo decía esto mientras un cazo intentaba subirse en acuático corcél literio. Debido a su evidente inutilidad, se veía que el indivuduo tarde o temprano terminaría por caerse al agua, cuando esto sucedió finalmente, con gran regocijo Sir Trincardo exclamó victorioso:
¡¡¡¡Aaaaahh huevo !!!!

Tuvieron una riquísima cena en el restaurant del primo del Joss Warrior, luego se volvieron casa de éste,donde lavaron algunas de sus ropas y durmiéronse temprano pues debían de madrugar para la matutina salida del próximo día. Donde aprovecharían el tiempo que se perdió en este Ricardo día de viaje.

Jornada Sexta

Capítulo I

De la forma en que llegan a Cobá. Sir Oz guía una Peterpantrulla através de la selva, hallando el caparazón de Paco Prime.

Está lloviendo en CobáEl sol no salía todavía para iniciar la sexta jornada y con Worrina y Sir Pax como copilotos, el hasta entonces piloto oficial de HAGEDIS, el multicitado Joss Warrior enfila a Cobá. Al llegar a esa cuidad sagrada de los mayas, la compañía se disuelve. Sir Oz conduce a Sir Tincardo y a Paco Prime a una aventura por la selva. Cuentan los que vieron, que Paco Prime perdió su caparazón en Cobá "Donde está lloviendo" y que Sir Oz, tan dispuesto como siempre a ayudar al desvalido, juntó al afectado y Sir Trincardo Corazón de Neón, el más joven de los caballeros lagarto, dando inicio aquí la Gesta del caparazón de Paco Prime.

"Mucho fué lo que caminaron y muchos los sitios donde buscaron. La fuerza bruta de Sir Trincardo le ayudó a remover los árboles, intentando hallar bajo las raíces de algunos de estos, el exoesqueleto tan ansiado. Por los miles de caminos de esa bella ciudad del continente de Confianza le buscaron sin éxito. Tanto fue en verdad lo que caminaron, que fue maravilla, porque halláronse en su camino a Sir Pax, que se había caído de una pierna del Joss Warrior. Mientras Paco Prime preguntaba:

¿No han visto mi caparazón?

Que muy pronto fué encontrado allá donde Sir Joss dijo que no había nada, y en donde la magia del mago camaleón hizo aparecer el caparazón de Paco Prime.
Fin del cantar bastante de gesta del caparazón de Paco Prime.

Capítulo II

Continuando con el viaje o ¡Ay reata, no te revientes, que es el último jalón!

Balón en Tulum"Carretera, carretera de la vuelta
una pura línea recta..."
Las tres de la tarde. Va siendo hora de aventurarse otra vez en los rectilíneos caminos del continente de confianza, esta vez, con rumbo a Tulum, el país sobre el cual vuelan las gaviotas Trincardianas. El simple hecho de llegar a Tulum, le dió pie al Joss Warrior para intentar hacer nuevamente de las suyas y dijo, 'Bueno chavos tenemos quince minutos porque sino no, no llegamos a Xcaret, pero ahora ya nadie le hizo caso y se tomaron todo el tiempo que consideraron necesario, pues todos se le quedaron viendo con cara de:¡No me amenace licenciado!. Sir Oz y Sir Ajab dijeron, vamos a estar al menos media hora, porque no es muy grande, pero si es necesario nos quedamos mas tiempo. Pero para Worrina dos minutos fueron suficientes para desplegar su mayor habilidad y encontrarse con un tuprimo, de cuyo nombre no podría jamás acordarme. Quien resultó tener influencias en Xel-Ha, (modificando los planes originales del Joss Warrior) y a donde se dirigieron cuando terminaron de visitar Tulum.

Una vez allí; el hombre que cuida la entrada no quería dejarles pasar, como es habitual entre este tipo de personas, pues así se ganan la vida. Preguntó entonces:
- ¿A dónde creen que van?
- Pues a dejar el coche lo mas adentro que se pueda -contestó tuprimo-.
-¿Y quién es usted?
- Soy primo de Gogol©
-¡¡¡Aaaah noooo!!!, pues pase.
Y de esta, y no de otra forma, estuvieron en Xel-Ha donde se olvidaron de nadar, pues no estaba previsto en los planes originales. Para después llegar a cerrar Xcaret y emprender el camino de vuelta a Cromarcún, donde nuevamente cenaron donde el primo del Joss Warrior y finalizó el mas provechoso de los días de ese viaje, en justa retribución del tiempo perdido anteriormente.

Jornada Séptima

Capítulos I y II

Breve relato de la forma en que llegaron a Playa Cozumel, de como Sir Oz, Sir Azul y Sir Trincardo llegan en sus bicicletas al limbo. Sir Pax se cae de una pirámide y Sir Trincardo de la bicicleta.

El final del octavo viaje está cerca, por ello deben darse prisa para resconocer de persona Playa Cozumel, la cual fué bautizada así por Sir Trincardo. Nuevamente, antes de que el sol iniciara su camino por esas tierras, los caballeros lagarto y su compañía estaban dispuestos para el viaje. Sir Joss Warrior los conduciría hasta Playa de Carmen en su último pilotaje oficial en HAGEDIS, para cederle luego el mando a Sir Azul. Pero esa es otra historia y será contada más adelante.

Porque ahora lo que importa en contar que, ya en el embarcadero, y luego de las experiencias poco afortunadas con Elvia G, ya nadie quería sentarse junto a ella, comenzando desde entonces, a convertirse en el personaje principal del final del viaje. En el cuaderno de las Imágenes 4 (enteramente dedicado a este viaje) se ve una fotografía en la que maliciosamente Sir Ajab y Sir Trincardo le van a tomar una foto a Sir Oz, que está tratándo de esconderse detrás de su cámara, pues está junto a Elvia G. Mientras que Worrina discute con el mismo Sir Oz pues, ella quiere ir en la ventana, y no aceptará una negativa por respuesta, sin embargo, Sir Oz se niega, argumentando proféticamente, que ella se dormiría tres minutos después de subirse. Ella alega que no es cierto y se hace su voluntad. Sentada en la ventanilla y anteponiendo su orgullo, no se duerme sino hasta haber pasado... cinco minutos.

Bicicleta de Sir Oz Una vez llegados a Playa Cozumel todos rentan unas bicicletas para pasearse por el lugar. Todos menos obviamente Sir Joss Warrior, quien en su desquiciada locura y con la cooperación de Sir Pax, alquila una motoneta. Los caballeros se separan y toman diferentes rumbos. Por un lado sale Sir Ajab sólo. Por el otro Sir Azul, Sir Trincardo y Sir Oz. Pax y el Joss corren juntos por esas calles de Gogol®, y la historia se encargó de borrar de su memoria lo que pasó a Worrina, Elvia G y Paco Prime. Pero la historia que suele saber lo que hace, sigue a Sir Joss que no le prestaría la moto a Sir Pax y que ninguna de los dos disfrutaría hasta el final. Pues al llegar al final de una avenida, el 'Señor de las otras posibilidades' tornó de intempestiva manera, haciendo que su cabalgadura los tiráse a él y al 'Señor de las fans'; el reporte médico indica que sufrieron de serios raspones, contunsiones leves y pendejismo en segundo grado.
Y como Sir Pax no quería peocupar a su mamá contándole la verdad, y decirle que se cayó de una motocicleta (pues a ella no le gusta que Paquito ande en moto), éste le diría a su sacrosanta madre que: se cayó de una pirámide...para no preocuparla claro.

Sin embargo, antes de que esto sucediera hallaron en su camino al multicitado Joss Warrior en el Partenón. Allí Sir Jos les dijo 'Chavos ya para allá no hay nada'. Pero el se refería a mucho más allá de donde los caballeros lagarto podían llegar, él se refería al limbo. Andaron Sir Oz, Sir Azul y Sir Trincardo. Encontraron y visitaron a una su ex-maestra de la primaria, a la que Sir Azul le reclamó no haberlo enseñado a sumar bien, pues es bien sabido entre los caballeros lagarto y todos quienes le conocen, que este caballero lagarto es malo para los números. Después continuaron su pedaleo y hallaron a Sir Ajab, quien había dejado ya su cabalgar, pues le tocó una bicicleta con la cadena oxidada y prefirió seguir a pie. Cuando le encuentran, Sir Oz y Sir Azul le llevan en la parte trasera de su bicicleta (uno a la vez, claro está. Primero Sir Oz y luego Sir Azul). Llegan a una remota playa donde se separan del caballeron andante y continúan ellos su camino.

Sir Trincardo caído junto a su bicicleta."Una piedra en el camino
me enseñó que mi destino
era rodar y rodar. Rodar y rodar..."
Cantaba Sir Trincardo, después del terrible percance en el que luego de retar a Sir Azul a una carrera en la cual iba ganando, una piedra lo hizo cambiar de dirección ligeramente, para despues hallar sendo tronco, contra el cual tropezó, haciéndole volar como pingüino de los muppets, mientras Sir Azul y Sir Oz le observaban en hilarante delirio. Los médicos dictaminaron : raspones leves, hematoma de cuarto grado y pendejísmo en primero. Nada serio le aconteció a Sir Trincardo pues su mal es congénito y degenerativo. Un gene maligno característico de los integrantes de la sagrada familia, conocido como "El genoma de la sagrada familia", cuya principal característica es, la desaparición progresiva e irreversible de la materia gris.

Al llegar las 1730 horas, (hora local). Se dieron cita de nueva cuenta en el embarcadero para volverse a Playa del Carmen, donde Sir Azul sería ahora el nuevo piloto de los caballeros lagarto, pues Sir Joss debía sanar de sus heridas, al igual que Sir Pax y Sir Trincardo, por lo que aquello parecía mas bien una ambulancia. Pasaron a casa de los tíos del Joss Warrior, donde pernoctaron antes de iniciar el histórico regreso a Numérida.

Jornada Octava

Capítulos I y II

Donde se nos cuenta el último día del viaje y de cómo sanaron sus heridas los caídos y donde Elvia G muestra ser descendiente de la bestia.

Encuentro en Paya CozumelAl día siguiente muy temprano, tomaron sus cosas, agradecieron la hospitalidad de los tíos del Joss. Tornaron a Numérida, mientras Sir Yosolito pasaba por encima de todos lo topes sin frenarse y diciendo 'Perdón...perdón...perdón' llegaron a esta, la capital del Continente de Confianza. Era ya cerca de mediodía del sábado, cuando ellos arribaron a la ciudad y debían entregar su rentada cabaladura a la una de la tarde. Fue aquí cuando Elvia G desplegó su gran incapacidad, pues parecía haberse reservado lo mejor para el final. Como era ya el último día, no consideraron conveniente alquilar tres habitaciones de hotel, así que solo tomarían una sola habitación que sería pagada por todos, así podrían bañarse y descansarse. Pero como eso no era bien visto por el dueño del hotel, tenían que ingeniárselas para hacerlo. Explicaron Sir Oz y Sir Ajab su plan, preguntaron quienes se querían quedar como los inquilinos principales. Siendo los primeros Sir Joss y Sir Pax, quienes querían descansar de sus heridas. Nadie mas se apuntó cuando era tiempo, pues cuando la idea finalmente llegó al cerebro de Elvia G y de Worrina, era ya demasiado tarde. Así que mientras Sir Yosolito se iba con Worrina a dejar la combi, Sir Joss y Sir Pax descansaban en el hotel. Sir Trincardo se fué con Sir Oz a comer y Sir Ajab tuvo que cargar con Elvia G hasta el centro de la ciudad. No sabía como tratar de ayudar a esa pobre mujer, e intentó darle consejos prácticos sobre orientación. Caminaban de norte a sur hacia el centro, caminando en sentido contrario de la calle, cuando pasó un camión que iba de sur a norte y Sir Ajab le dijo a Elvia G:
-Por ejemplo, ¿Tomarías ese camión para ir al centro?
- No. Contestó categoricamente Elvia G.
Sir Ajab por un momento pensó que había una luz de inteligencia en ella.
- ¿Bueno, porqué no? (esperando que le contestara que porque iba para el lado contrario al que iban)
- Pues porque no tengo cambio.

Le rronperemos la madre al que siga tirando basuraAsí que lo mejor era deshacerse de ella, y pronto. Sir Ajab la mandó por una calle cualquiera para que encontrara el hotel como pudiera, y como la naturaleza es sabia, no abandonó a esta mujer, quien una vez en el hotel despertó primero a Sir Pax para que le abriera. Después le preguntó que si se podía bañar 'No sé, preguntale a la regadera' dijo Sir Pax y se volvió a dormir, para ser nuevamente depertado por Elvia G, que le dijo que no se podía cerrar la puerta, 'Pues dejala abierta' rebatió Pax,
-¿Pero se van a quedar aquí?
A lo que este solo respondió con una mirada de "¿Pues que chingaos te vamos a ver?". Pero no contenta con esto, a punto estuvo de arriesgar su vida despertando al Joss para decirle que no fuera a entrar mientras ella se bañaba, pero un instinto de sobrevivencia la hizo desistir, pues de haberlo hecho, el Joss Warrior hubiera cumplido la amenaza de un letrero que encontró Sir Ajab en su andar hacia el zoologico y que dice:

Le rronperemos la madre al que siga tirando BASURA

Porque además de que ninguno ni Sir Pax ni Sir Joss estaban dispuestos a levantarse a verla, no había nada interesante que ver. Mientras que en el zoológico se encontraron Sir Azul, Sir Ajab y Worrina. Paco Prime encontró al amigo que fué a buscar, Sir Oz y Sir Trincardo se alimentaron bien y ya en la noche, todos se montaron en el camión que los traería de vuelta a Metaforópolis, el alfa y el omega de los viajes.

Viajes 1 al 9 Viajes 10 al 18 Viajes 19 al 27 Viajes 28 al 36 Viajes 36 al 45
Morelia
Guanajuato
San Luis Potosí
Guadalajara
Taxco
Veracruz
Zacatecas
Mérida-Cancún
Aguascalientes
San Miguel de Allende
San Juan del Río
Las Granadas
Real de Catorce
Oaxaca
Manzanillo
Acapulco
Uruapan
Tlaxcala
Poza Rica -Tajín
Mazatlán -Los Cabos
León
Puebla
Querétaro
Pachuca
Fresnillo
Orizaba
Oaxaca II
Toluca
Xalapa
Chiapas
El Oro
Guanajuato II
Pátzcuaro
Morelia II
Ixtapan del Oro
Cuernavaca
Papantla -Tajín II
Lagos de Moreno
San Miguel de Allende II
Valle de Bravo
San Miguel Regla
Chihuahua -Pacífico
Toluca II
Guanajuato
Veracruz II


[ Home Page ] [ Rallies ] [ Viajes ] [ Caballeros Lagarto ] [ Diccionario ] [ Magia Verde ] [ Ibid ]

http://www.hagedis.net

aayuso@hagedis.net