<- O ->

Trigésimo Octavo Viaje

HAGEDIS
<- O ->

Viaje 38o.
San Juan de los lagos de Moreno "El país entre dos lagos"

Noviembre, 1991.

Jornada Primera

Capítulo I

Del gélido amanecer en Interlaken de Moreno de como los alcanza Sir Azul y de como las arañas persiguen a Sir Kevin y a Sir Pax, en el viaje en que Sir Azul sacó a pasear a su mochila.

Nunca hemos sido los guapos del barrio,
siempre hemos sido una cosa normal,
ni mucho ni poco ,
ni para volverse loco...
-El ataque de las chicas cocodrilo-

El penúltimo mes del año tres puercoespín y en el que muchos de los personajes que rodean a Hagedis se han ido, Sir Lady Claus vive ahora en la reservación extraterrestre, Santa Magda de Tokio ha emigrado a lejanas tierras masmedianas luego de su machiembramiento, mientras que Sir Azul se ha ido a Zapatilandia desde donde se ha dejado llegar para estar con sus compañeros y conocer a quien ha de convertirse ese mismo día en el nuevo miembro de la orden de los caballeros lagarto, con lo que al final del viaje, solamente Worrina ha de ir como civil ( y al parecer así lo hará por el resto de su existencia). En esos tiempos de ausencia, los principales pilares de Hagedis han iniciado un natural proceso de inclusión de nuevos elementos y que le ha dado un toque menos hermético a la orden, pero en el cual hubo de sacrificar algo de la magia que anataño rodeaba a las aventuras de los enviados de Dios. Este es el relato de uno de esos primeros viajes de la transición a la más reciente y peligrosa etapa de sueño de los lagartos.

Llegados desde Metaforópolis, los enviados del serenísimo Gogol® han notado la inminente llegada del invierno, pues es estas subtropicales regiones de la galaxia incluso el polar Sir Kevin resiente el descenso de temperatura ...¿No sientes este frío licenciado? -Sir Trincardo-... en tal situación aguardan cerca de una hora a que haga su arribo desde Zapatilandia el insigne Sir Yosolito, que en aquellos ayeres era llamado por sus imberbes colegas 'El filos' y a quien mas adelante habrían de convertir en el Abuelo, pero esa es otra historia y tendrá que ser contada en otra ocasión. Todo tiempo ha de cumplirse, y el tiempo en el que han de juntarse los tiempos está a punto de llegar, pero Sir Yosolito le gana, quien con el resto de los viajeros, prosiguen su andar por el sitio que les atañe en esta ocasión en la cual va personal de lujo, pues Sir Pax retorna a los viajes luego de su elongada ausencia, mientras que el siempre pundonoroso Sir Oz llega a su trigésimo octavo de 38 viajes, y así continuaría hasta el final de los primeros tiempos, pues Dios quizo que su primo fuese el único ser mortal que pudiera ver todo la maravilla de la gesta mística de los caballeros lagarto..., seguido humildemente por Sir Ajab, quien hasta ese día solo había faltado al primer viaje a Basculandia y el destino le privaría muy pronto de dos cosas. Ellos son los seis personajes en busca de un destino en esa fría mañana Interlaguense, en donde hasta Kevin tuvo frío, siendo que en su natal país las bajas temperaturas son la norma.

Cuando Sir Azul les alcanza, deciden visitar las edificaciones tanto civiles como religiosas del sitio, de tales menesteres se ocupan, cuando de un automóvil escuchan extrañas expresiones de jubileo dirigidas a los mas bellos ejemplares de entre ellos. Se trata ni más ni menos que de Sir Kevin y Sir Pax, quienes por disposición oficial son los predilectos del público femenino, con lo cual, las no menos graciosas -por ser llenas de gracia claro está- figuras de los tres principales Hagedis se engalanan, y así pues en el tiempo que ellos deambulan por las calles del lugar, ven por segunda ocasión que son ocasión del mismo revuelo. Un enjambre de arañas lanzan piropos a los nobles Metaforopolitanos, preguntándoles si van a estar mucho tiempo en dicho lugar e indagando sobre la forma en que podráin con ellos deambular por el susodicho país. es aquí señoras , señores, público en general; que Sir Pax hace gala de la magia verde que lo caracteriza y con licencias poéticas que habalan sinsentidos las marea y les da la esperanza de algún día recibir sus caricias si le alcanzan en su visita a cierto museo, pues esa es su naturaleza con la que Sir Pax se ha convertido en el más aventajado en las cuestiones femeninas de entre cuanto caballero lagarto existe hasta entonces, pues su galantería es social-democrata y da igual trato a las bellas y a las arácnidas, con la gran ventaja de que todas por igual solicitan su presencia y es allí en donde el filtro se hace y solo las mejores sobreviven. ¿Que cómo le hace Sir Pax? se preguntarán muchos de entre ustedes, compañeros de infortunio en el amor, eso ni el lo sabe, solo se sabe que así es, ahora sí el tiene el particular don de hechizar con su persona a cuantas le rodean, bendito él entre todas las mujeres y bendito el fruto de su gallardía.

En el otro extremo se halla Sir Kevin, quien por el simple hecho de tener tan gallardona figura y facial atractante para las mujeres de ese país, no se percata de como ha sido capaz de tal hazaña, pues en verdad el al igual que varios de los caballeros lagreto, del corazón mucho ha sufrido y ahora tienen que quererlo, mientras que Sir Ajab, siempre cauteloso en esta clase de lides, les previene de los peligros de los arácnidos personajes. En ello se hallan cuando descubreb un sitio en el cual han de reordenar sus filas y elegir a quien será su Mirrey por ese día. Se hacen las votaciones y un empate provoca que los dos personajes más conspicuos del trayecto deban desempatar, se trata de una vuelta de tuerca más del destino, en la cual Sir Pax logra imponerse a Sir Kevin con cuatro votos contra solo dos de este último. El motivo. Sir Pax no teme a las arácnidas y eso le dá dos sufragios, el tercero lo recibe por divertirse como enano y el último es de su rival, quien no desea ser Mirrey de otra vez. Allí mismo deciden su futuro, pues al ver la diminuta proporción del lugar, saben de facto que muy poco ha de durarales el sitio y deciden hacer un punto de vuelta en el viaje. Y así es que deciden continuar por su peregrinar en tierras santas, toca ahora el turno de ir a ver a la vírgen del lago de enfrente y de allí regresar a Sir Azul a su casa, aprovechando la ocasión de resconocerla de persona. prosiguiendo por el masmediano 'País entre dos lagos'.

Pronto llegan a donde lo feligreses visitan la iglesia de la vírgen de los lagos, que goza de gran popularidad por sus reconocidos milagros, miles de los cuales le son agradecidos con ofrendas traídas desde los mas lejanos confines de las tierras masmedianas, lo cual atrae por igual a fieles y curiosos, estudiosos de los fenómenos humanos y comerciantes, todos mezclados en una extraña masa de personalidades y problemáticas que es en verdad maravilla para quienes viven bajo la consigna de Dios 'Hay que tomar la vida ... como venga', pues para estos cientos de feligreses se han necesitado diseñar servicios acordes a sus necesidades, tales como los teléfonos para los que llegan de rodillas a la iglesia y necesitan de comunicarse con sus familiares para comunicarles la buena nueva.

Salen del santuario con rumbo a Zapatilandia, pero antes de llos se dan un paseo por donde se expenden las muy variadas mercancías de consumo, entre las cuales Sir Oz merca una playera. Cuando esta es vista por Worrina, le pregunta :
- ¿Y esa playera la compraste?
-No. Me la regalaron -responde con ironía Sir Oz-
que completamente cariacontecida y refunfuñando frases inintelegibles se retira de la presencia de Sir O z y Sir Ajab quienes riense bien muy mucho, con un gusto que persiste hasta llegar por segunda ocasión a Zapatilandia, en donde van a buscarse un hospedaje digno y en donde Sir Azuldecide quedarse con sus compañeros en sus hostal, después de haber sacado a pasear su mochila. Su estancia obedeció principalmenet a que esa misma noche sería armado Sir Kevin como el único caballero lagarto extranjero de la historia, la ceremonioa corrió a cargo de Sir Pax, quien fue su maestro lingüista y guía en ese viaje, con lo que la orden de los caballeros lagarto nombraba a su penúltimo integrante y llegaba así a sumar 17 personajes con tal distinción.

Jornada Segunda

Capítulo I

Historia de lo que soñaron ese día en el templo del Chivo Expiatorio, de como nació el cuento-novela de Crystal y de la forma en que hasta nuestros días, solamente Sir Oz se ha ocupado de escribirlo.

Al despertarse los caballeros lagarto se encaminan al templo del Chivo Expiatorio a ver las fajacumbas que en su anterior visita estuviesen cerradas y que en esta ocasión les dieron no solo la bienvenida, sino que además les concedieron una gracia, pues al entrar en una de las cámaras del sitio, tanto Sir Pax, como Sir Oz y Sir Ajab tuvieron una extraña percepción sobre alguna presencia muy especial en aquel sitio, asunto del cual ninguno de los tres habló hasta que estuvieron juntos en su diligencia de regreso, pero que les inspiró demasido a escribrir un cuento tripartita. En esas cavilaciones andaban cuando Sir Kevin hace uso de su derecho como Mirrey y se escucha el mandato de ¡¡Lagartos muertos!!, despues de lo cual van a por sus sagrados alimentos, donde eligen cual será el nuevo Mirrey Lagarto y a donde habrán de dirigirse en su próximo recorrido. En el sufragio por la regencia de sus dineros en ese día, saldría electo Sir Azul, quien obtuvo tres votos, contra dos de Sir Oz y uno par el nuevo miembro de los caballeros lagrto, Sir Kevin. En tanto que como el próximo sitio electo debían de ir a Tardurango, pero eso no sucedería, pues las extremas condiciones metereológicas en la zona geográfica que habían escogido les hicieron desistir, y así se canceló el segundo viaje del davidad en la historia de Hagedis.

Llegan al santiamén de Zapatilandia y allí, justo antes de abordar en su diligencia para la ciudad muy grande del universo, Sir Azul grita ¡¡Lagartos Muertos!! dando fin a su reinado y al viaje trigésimo octavo, el cual no finalizó en cuanto iniciaron el regreso, pues al intercambiar sus experiencias de ese día. Los tres magos se percatan de que sufrieron similar percepción en las fajacumbas y comienzan a narrar sus impresiones, con lo cual armaron una historia de la cual acordaron escribir cada uno de ellos en su particualr estilo, el tema era el de una mujer-aparición que se le presentaba a un joven viajero, con la cual sostiene lejano romance, que se ve separado en distancia y tiempo por la muerte de la joven, varios años antes, sobre esa conceptualización general se desarrollaría el tema, pero resulta que de los tres, el único que en verdad se ha dedicado a escribir tal cuento es Sir Oz el literario, el perenne. Cuento-historia que está creciendo en volumen y que probablemente sea publicado en este sitio, pero que por el momento, solo ha de dar fin a la narración del trigésimo octavo viaje de Hagedis.

Viajes 1 al 9 Viajes 10 al 18 Viajes 19 al 27 Viajes 28 al 36 Viajes 36 al 45
Morelia
Guanajuato
San Luis Potosí
Guadalajara
Taxco
Veracruz
Zacatecas
Mérida-Cancún
Aguascalientes
San Miguel de Allende
San Juan del Río
Las Granadas
Real de Catorce
Oaxaca
Manzanillo
Acapulco
Uruapan
Tlaxcala
Poza Rica -Tajín
Mazatlán -Los Cabos
León
Puebla
Querétaro
Pachuca
Fresnillo
Orizaba
Oaxaca II
Toluca
Xalapa
Chiapas
El Oro
Guanajuato II
Pátzcuaro
Morelia II
Ixtapan del Oro
Cuernavaca
Papantla -Tajín II
Lagos de Moreno
San Miguel de Allende II
Valle de Bravo
San Miguel Regla
Chihuahua -Pacífico
Toluca II
Guanajuato
Veracruz II


[ Home Page ] [ Rallies ] [ Viajes ] [ Caballeros Lagarto ] [ Diccionario ] [ Magia Verde ] [ Ibid ]

http://www.hagedis.net

aayuso@hagedis.net