<- O ->

Trigésimo Séptimo Viaje

HAGEDIS
<- O ->

Viaje 37o.
Abundantla "Tierra del fuego y la abundancia".

Octubre, 1991.

Jornada Primera

Capítulo I

Historia de los tres caballeros lagarto y su acompañante en Abundantla, donde las cosas cambian una vez que los meros meros de entre ellos se reunen y muestran al mundo la forma de como puede prevalecer la magia verde cuando la situación es propicia.

Reza el I Ching 'El libro de las mutaciones', que en ciertas circunstancias es propicio ver al gran hombre, pero no se llegado aún el día en que alguno de los magos de Hagedis considere, siquiera remoto el hecho de que eso suceda, por ello marcharon a conocer las posesiones que su hijo había comprado para mandar a sus leales súbditos en busca de conocimiento y aventura, sin pedir la anuencia de Tutiopacronos, por ello la razón, la cordura y la magia verde volvieron a aparecer de forma mucho más que manifiesta en algún viaje, pues iban a la misma tierra de la abundancia, donde todo es prodicio y magia de vida, donde Odiseo 'El fecundo en ardides' cosechase sus ingeniosos artificios, en esta tierra bañada por ríos ancestrales y que dió origen a una cultura muy afin a los caballeros lagarto, la cultura de las caritas sonrientes... los Totonacas. para allá iban Sir Oz, Sir Ajab, Sir Baruc y Kevin, quien pronto habría de convertirse en Sir Kevin, pero esa es otra historia que será contada en otra ocasión, porque ahora estaban de plácemes, en un peculiar viaje de regreso, pues tenían pendiente el hecho de volver al sitio donde el gran Baruc le pidiese la cuenta a un parroquiano, luego de cinco horas de travesía por la obscuridad de la noche, llegan al despuntar el nuevo día del mes de memoria a Oleobuzonia para conmemorar el hecho, y allí en el mismo sitio en que el antecesor de Kevin fuere con los caballeros lagarto a desayunar, les sirvieron sendos platos con frijoles hirvientes, reflejo fiel de la fuerza que la tierra despide en Abundancia en aquel lugar.

Cuando les traen la cuenta, ya Sir Baruc no comete el mismo error, pues el ha vuelto a ser el elegido para hacer, pero ahora sí, así es a través de un cargo de elección popular, con tres votos a favor de él :Uno de Sir Oz, quien sufraga a su favor 'Porque fue aquí que pidio la cuanta a un parroquiano', Sir Ajab vota por él 'Por la cortesía para el concierto de Gordon Summer STING' y Kevin emite un plano tercer sufragio por Raúl, mientras que el Kebo finaliza el conteo con un voto a favor de Sir Baruc: 'Por su buen español' y que hoy día está oxidado. Una vez comidos, se enfilan hacia Abundantla a donde llegan en menos de una hora y en donde en unos cuantos minutos hayan hospedaje, pero como han de esperar aún un rato para poder ingresar, salen a dar una vuelta por su anfitrión país, el cual les recompensa de una forma aún mejor, pues ven un hotel con pinta de gran figurín y que en la fachada ostenta el nombre de PREMIER con un font similar a utilizado en aquellos sentonces por la Troje Exprime, cosa que llama poderosamente la atención de los cuatro personajes y van de inmediato a averiguar por el precio, que para su sorpresa es ligeramente superior al del sitio que han elegido originalmente, pero inferior al que suelen pagar en promedio por una habitación, por lo que sin pensarlo dos veces, van a por sus cosas que habían dejado encargadas en el otro sitio y se vuelven a donde el Hotel PREMIER, que además de contar con grandes comodidades, les ofrece un nuevo artículo que agregar a la larga lista de cosas encontradas por ellos en el camino de la vida, la cama Kevin Size, pues su tamaño se ajusta exactamente al largo del gigante boreal, además de que el sorteo le favorece y es precisamente en esa cama donde han de quedarse él y el Vitriolo, mientras que en la otra han de descansarse Sir Oz y Sir Baruc.

Capítulo II

Parten al Tajín en donde ofrendan la sangre de Kevin al dios del trueno y este les recompensa mostrándoles la manera en que se edificaron tan maravillosas construcciones.

Tres caballeros lagarto y uno que a punto estaba de serlo, hacen que el viaje sea superlativamenete eficiente, así que con mucho tiempo disponible, deciden ir desde ya al Tajín a pagar una visita que debían desde hacía más de un año, toman su corcél literio que les transporta hasta la ciudad de los Totonacas dedicada al Dios del trueno y allí ven las mismas maravillas de antaño, pues si casi cinco siglos de abandono no le han deteriorado, poco lo hará el tiempo que ha transcurrido sin que por allí pasen tan valerosos individuos. Así es que le muestran a Sir Kevin de los prodigiosos actos que realizaron cuando por allí estuvieron la vez anterior, van tamnbién al juego de pelota y a la pirámide de los bichos, donde captan sus imágenes en formas poco usuales para quienes visitan dichos sitios, pues de ellos es el reino de los cielos, por ello es que cuando el mundo les muestra un destello de originalidad, lo toman y los trasforman de modo tal que se ajusta a su estilo de vida, pues tal es el precepto principal de la magia verde, de la cual Kevin comienza a sentir despertar en él, y así entre sus asombro y su naturaleza, prosigue con los tres grandes magos de Hagedis a un sitio que es para ellos muy especial.

Se trata del conjunto Noroeste,el cual es poco visitado y en donde es posible tomar fotos soda allí sabe Kevin 'El hiperboreo' de muchas cosas de la lingüística, pues Sir Ajab le instruye en dichas artes. transcurre el tiempo y se ha llegado el momento de pasar de una construcción a otra dando un pequeño salto para librar el espacio que existe entre el edificio en que se encuentran y la pirámide contigua, saltan pues Sir Ajab, Sir Baruc y Sir Oz viejos saltadores de pirámides, solo resta al recién llegado hacer lo suyo, pero el sitio demanda sangre occidental, en prenda de todo el derramamiento de sangre nativa que se realizó largo tiempo atrás, y ha de ser el gigante boreal quien ha de pagar, pues al ver la fuerza que imprimen sus predecesores a sus saltos decide hacer lo mismo sin considerar que el espacio disponible para el aterrizaje es muy pequeño y sus piernas muy largas, dando por resultado, que el hombre se estrellase de lleno en la pared, rompiendose la humanidad en el salto. Una rodilla golpeada y un pequeño raspón en el codo derecho son el saldo de la ofenda sangrienta que ha pedido el lugar a cambio de develarles sus secretos.

Y pues como los dioses suelen ser gente de palabra, pues les muestran como fue que se construyeron dicho monumentos, ven en retrospectiva la maquinaria utilizada en eras antiguas para la edificación de tal maravilla, y conservan para siempre con su captador de imágenes, precisamente la forma en que se construyen las pirámides Totonacas, que fueron hechas con maquinaria pesada, así como pesadas eran algunas de las inscripciones en las rocas del lugar, pues de manera explícita se describen 'símbolos fálicos serpentinos' tal como dijere el narrador del descenso de Kukulkan en el viaje a Numérida. Por lo cual no necesitan la espada del augurio para ver más allá de lo evidente y saber que es sitio de gran peligro, motivo por el cual salen rápidamente de él y van hacia donde se va a llevar a efecto la milenaria ceremonia de los voladores y ellos no solomente querían estar allí, sino que debían de hacerlo, pues tal era la encomienda de Dios 'Id y entended por mí todas las cosas que yo he comprado'. Y así es que Kevin al ver el espectacular ritual de estos osados hombres se hace la misma pregunta que cualquier caballero lagarto se haría ¿Cómo le van a hacer para aterrizar?, a lo cual el mundo daría pronta respuesta y fue de tal forma que el de allende la frontera supo de la magia que rodea esa parte del mundo donde la abundancia es evidente y que proveyó a Ulises 'El fecundo en ardides' de varios de sus mas inspirados trucos.

Es todavía media tarde y ellos ya han vuelto a Abundantla, pues es en verdad muy cierto que cuando los magos verdes se juntan las cosas parecen fluir de forma tan natural que es portento la facilidad con que se obran los prodigios, pues siendo realmente el mundo y la vida quienes en cada minúsculo sitio del universo se hacen presentes, la magia de estos hombre no hace sino su humilde esfuerzo por percatarse de ello y por eso son felices, pues 'hay de tomar la vida ... como venga', esta es palabra de Dios, pues este así se lo hizo saber mas tarde a Sir Lady Claus y Sir Oz, pero esa es otra historia y será contada en otra ocasión, pues mientras se hacían cavilaciones sobre los milagros de la magia verde, los viajeros ya han recorrido Abundantla y van a cenar donde un año atrás lo hicieran al final de su recorrido y de tal suerte, que repiten el plato Abundantlense que es pródigo en varios alimentos propios de la región y que termina por satisfacer a los comensales y por asombrar al Kebo.

Cuando por fin vuelven a su hospedaje luego de una agotadora pero gartificante jornada, descubren en la caja idiota que el equipo de base ball de Moonesota 'los twinkis' están jugando esa misma noche y por ello Kevin y Sir Ajab dejan esa frecuencia para saber de como es la vida en otra parte del mundo, pues son los encuentros finales por el gallardete mundial del deporte nacional de las tierras del blondo personaje; cuando el cansancio hace presa del inexperto gigante aureo y pronto se halla en los brazos de Chío la señora metaforopolitana del sueño, acto en el que le siguen sus demás compañeros, pues en verdad no fue poco ni muy sencillo lo que hicieron aquel día de memoria, donde retornaron la magia que se había estado drenando por algún resquicio.

Jornada Segunda

Capítulo I

Verdadera y real historia de la visita al hombre del tamborín por los caballeros lagarto y su acompañante que pronto habría de convertirse en uno de ellos y de la forma en que agradan a los dioses del juego durante interminables eones hasta que es el tiempo de volver del inframundo.

Tarde se levantan pues mucho fue lo que recorrieron en la jornada anterior y tan poco lo que les quedaba por hacer, que incluso se dan el lujo de retardar un poco más allá de lo usualmente conveniente su salida, pues mucha es su magia verde y pronto han de facer lo que ha menester. mas en el orden acostumbrado, lo primero es lo primero y habiendo cumplido Sir Baruc con su reinado, justo y necesario es que sufragen por uno nuevo. En verdad es justo y necesario, que ese sacrifcio sea agradable al señor, pues en verdad él fue el primero, pero no el último y por ello es que al romper el ayuno las boletas de votación resplandecen con el brillo de lo divino y el nuevo dignatario es el buen Kevin, quien recibe tres votos: 'Por quedarse dormido cuando los Twins le ganaron a los Bravos (5-2)', 'Por su aterrizaje piramidal' y 'Por demostrarle a la pirámide quién es el que manda', mientras que el voto de Kevin va para Sir Oz " Por vestirse tan 'guapo' ", pero aún habían de decidir el destino de los siguientes viajeros y así es que se hace una muy Sui Generis votación en la cual alguien sufraga 'por una ciudad colonial' , por lo que el empate ha de romperse y todos votan 'Por una ciudad colonial' y como había mucho material para elegir, se hace una tercera y definitiva votación, en la cual luego de hacer una pequeña criba de sitios resulta ganador 'lagos de Moreno' con tres votos.

Continuando con su viaje, van a donde el día anterior habían planeado ir. Se trata ni mas ni menos que del cerro del hombre del tamborín, guardina de Abundantla y que habita en la cima del cerro de los brujolines, donde están las inscripciones de los antiguos, quienes se isncribieron para concursa en la elección del que debía de ser su guía, de este registro quedan vestigios, testimonios de tiempos pasados en los que las almas de nobles hombres como los caballeros lagrto quedaron registrados para siempre en el perenne recuerdo de la piedra y así nos lo hacen saber ellos, pues posan antes la actual técnica de recuerdo que son los captadores de imágenes.

Pero el más cruento recuerdo de tal sangriente episodio, es el que queda aun en un grabado pétreo del cerro de los brujolines, allá donde se halla el hombre del tamborín, pues el relato de tal batalla por la inmortalización en piedra generó los mas terribles disturbios y peleas, de forma tal que algunos se prendieron de lo más querido para unos y se los arrebataron con singular fuerza, despojándoles de su más presiado órgano, así lo muestran los grabados en piedra de aquellos lejanos días, inscripción que previno a los caballeros lagarto a salir a toda prisa del lugar, pues ellos no querían que se les tomase por intrusos o por candidatos a un nuevo monumento, por lo cual descienden del cerro de los brujolines ...sin sueños dorados, pero a salvo el honor (Silvio Rodríguez).

Al descender a la ciudad de la vainilla, en una de las calles del lugar cierto mueble llama su atención, pues se trata ni más ni menos que de una mesa de Panbolito, que no es otra cosa que una forma ingeniosa de simular un encuentro de Panbol y allí los caballeros lagarto disputan interminables justas de tan singular y difundido juego, pues lo abstrae tanto que viajan al inframundo y a la gloria del altísmo entre un cotejo y otro, intercambiando parejas de juego y volviendo con sus anteriores compañeros, tanto tiempo es el que juegan, que no se percatan que toda una mitología ha pasado justo debajo de sus narices y ya es tiempo de volver a andar por Abundantla, pues aún quedan muchas cosas por ver y por disfrutar en ese sitio en el que el simple hecho de caminar se convierte en un portento mágico, sobre todo si tres grandes exponentes de una magia que el mundo ha olvidado, viajan por él.

Mucho es en verdad lo que andan y muchas las cosas que descubren, pues a pesar de haber andado ya muchos caminos, el nuevo país les ofrece muchas sorpresas, así como a un hombre que ofrece sus bondades como 'Mexican curios', lo cual hace gran recgocijo de los caballeros lagarto, quienes van en busca del filo gracioso de la vida según la sagrada encomienda de su divina empresarialidad 'El Adelantado Don David Anaya de Gogol®', quien los bendijo para que en su nombre y representación fueren y conociesen un mundo que no deja de maravillarles, un mundo que es el mismo en el que vivinos, pero visto a través del lente verde de los que han llegado a ver, como ellos lo hicieron en este trigésimo séptimo viaje Hagedis y que aquí llega a su fin pues luego de mucho andar, han ido al santiamén a montar en su corcél liertio y volverse en donde sus cotidianos seres les esperan.

Viajes 1 al 9 Viajes 10 al 18 Viajes 19 al 27 Viajes 28 al 36 Viajes 36 al 45
Morelia
Guanajuato
San Luis Potosí
Guadalajara
Taxco
Veracruz
Zacatecas
Mérida-Cancún
Aguascalientes
San Miguel de Allende
San Juan del Río
Las Granadas
Real de Catorce
Oaxaca
Manzanillo
Acapulco
Uruapan
Tlaxcala
Poza Rica -Tajín
Mazatlán -Los Cabos
León
Puebla
Querétaro
Pachuca
Fresnillo
Orizaba
Oaxaca II
Toluca
Xalapa
Chiapas
El Oro
Guanajuato II
Pátzcuaro
Morelia II
Ixtapan del Oro
Cuernavaca
Papantla -Tajín II
Lagos de Moreno
San Miguel de Allende II
Valle de Bravo
San Miguel Regla
Chihuahua -Pacífico
Toluca II
Guanajuato
Veracruz II


[ Home Page ] [ Rallies ] [ Viajes ] [ Caballeros Lagarto ] [ Diccionario ] [ Magia Verde ] [ Ibid ]

http://www.hagedis.net

aayuso@hagedis.net