<- O ->

Decimocuarto Viaje

HAGEDIS
<- O ->

Viaje 14o.
Pelucrania "El país de las peluquerías".

Octubre, 1989.

Jornada Primera

Capítulos I y II

De cómo es el viaje hasta Pelucrania, de la forma en que Colpocorto se enferma, y de lo que vieron e hicieron ese día.

Hagedis afuera de un monumneto nacionalSin duda, éste fue uno de los más pletóricos en historias de entre todos los 45 trayectos que realizaron los caballeros lagarto. Pues primero Sir Ajab hubo de llegar desde Fuente Allvejuna, para lo cual, tuvo que transportarse desde el Santiamén del Norte, para estar a tiempo en el Santiamén de Oriente. Mas, como era el mismo camino que debía tomar el gran Baruc, ambos se hallaron en el gran tubo naranja quesu surca Metaforópolis. Pero el gran Baruc no iba solo. Le acompañaba su colega Germanico, y es de esta manera que a los tres se les vió llegar juntos, a donde ya les esperaban sus demás compañeros; entre ellos, van un par de lacayos de Su Santísima Empresarialidad, de los cuales, uno esperaba que no llegase Sir Ajab para utilizar su boleto, pero eso, no sucedió,no, no sucedió, hubo Gogol® de quedarse con un solo lacayo, para su muy personal servicio. El mismísimo Giovanni Colpocorto.

Llegada a PelucraniaPrevenido por sus experiencias pasadas con HAGEDIS, Su Magnífica Empresarialidad, se aseguró de proveerse de, al menos, un lacayo para su persona, pues los caballeros lagarto están muy lejos de serle útiles para esos menesteres. Además de los ya mencionados, montados en el autobus van: Sir Oz, Sir Trincardo,Sir Lady Claus, Worrina, Zolrak y Lady Bety, unos veinte pasajeros más, y por supuesto el chofer, quien, sin su valiosa colaboración, no hubiera sido posible la realización de este viaje. Como era la tradición, se sortearon los lugares y el destino (con un poco de ayuda de Gogol®) quizo que viajaran juntos, Sir Ajab y el gran Baruc, que llevaban de compañeros en los asientos de enfrente a Su Excelsa Empresarialidad y a Colpocorto. Se contaron muchas historias y mucho se rieron ellos dos de las cosas que se decían, pues quienes les conocen, saben que esto no solo es posible, sino totalmente incomprensible la mayoría de las veces, pues al igual que sucede con Sir Oz, el hecho de conocer todas las historis que aquí se relatan, les dá motivo suficiente para disfrutar de este mundo en que vivimos. Mientras ellos reían, y golpeaban el asiento delantero cuando tenían un acceso de júbilo, Gogol® continuaba leyendo su colección de 10 tomos de Mafalda. Lectura que había dejado pendiente desde el final del viaje anterior. En verdad es gran maravilla, ver a Su Graciosa Empresarialidad leer estas historietas, porque disecta la historia cuadro por cuadro, hasta que la entiende y se regocija con ella. Esto puso a su espíritu de buen humor, por lo que se puso a cantar en el camión, importándole poco o nada lo que pudieran creer los demás, que solo querían dormir plácida domingamente.

Las horas transcurrían implacables,poderosas, invencibles... sucediendo lo inevitable. Pasar a través de la sierra de Pelucrania, lo que significa tener un recorrido plagado de curvas, con el consiguiente mareo que para mucha gente implica esto, una de las víctimas fue el lacayo Colpocorto, que además de las curvas, tuvo que soportar la risa de Gogol®, sus nada melodiosos cantos, junto con los golpes de Sir Ajab y Sir Baruc a su asiento. Pero con todo esto, él no fue el mayor afectado, pues un pequeñuelo que también iba en el autobus, mareose y vomitose. Aunque afortunadamente faltaba poco para que llegaran a su destino. Ya por entrar en la ciudad, Sir Trincardo quiere pastorear a Sir Oz, quien con sus fuerzas casi extintas, por el sueño que tenía, queda a merced del "Señor de las piernas abiertas", quien lo tiene ya en el suelo, cual si fuere una tortuga volteada, luchando por volver a su posición normal.

En las escalinatasFinalmente, llegan al lugar fijado. La prioridad es: curar a Colpocorto, pues en realidad se le ve muy mal de salud, por lo que buscan a algún medico brujo que le de un brebaje mágico. Sin embargo, por lo temprano que llegan es difícil encontrar a alguien que les auxilie en tan comprometedora situación. Todos los citados nosocomios están cerrados. Lo único que encuentran abierto (como siempre) son las piernas de Sir Trincardo y un pequeño consultorio, donde a Colpocorto le aplican tamaña inyección ultravenenosa, con una eficiente sustancia antigripal, por lo que ya pueden continuar su camino y hallar donde hospedarse. Averiguan en un hostal que está en los portales, mientras que Worrina, fiel a su costumbre, pregunta si ese hotel tiene alberca. Pero es finalmente en el Hotel del Marqués de Sade donde han de encontrar asilo. Descansan de sus equipajes, se sortean los cuartos y vanse a desayunar como es debido, pero también como es indebido, pues Su Asquerosa Empresarialidad, el Adelantado Don David Anaya de Gogol®, luego de asear su calzado como corresponde a un personaje de su alcurnia, se dispone a preparar su desayuno.

"Ingredientes:
1 pan tostado
mermelada de fresa
mantequilla
crema
salsa verde y sal al gusto.
Sobre el pan tostado se unta la mantequilla, para que despues, sobre de ésta, resulte mas sencillo untar la mermelada, enseguida se observa la crema y repite mentalmente : "bueno no es mala idea",y ésta se pone encima, de lo anteriormente descrito. Con todo esto, la salsa verde se ve apetitosa y haciendo de tripas corazón se agregan salsa y sal al gusto."
Bolo alimenticio de Gogol


Después de ver el aspecto de este menjurje, el gran Baruc dijo: "Yo pensé que eso solo se veía así, dentro del estómago". Y sin embargo a Sir Oz se le antojó y ambos comieron del bolo alimenticio preparado por Gogol®.

Sir Ajab sobre el lomo de Sir Oz

Ahí mismo, se llevó a cabo la primera elección democrática de Mirrey Lagarto, siendo el ganador... ni más ni menos que Su Graciosa Empresarialiadad, Don David Anaya de Gogol®, que obtuvo 3 de los 9 votos totales, 2 fueron para Betty, 2 para Colpocorto, 1 a Sir Oz y 1 a Sir Lady Claus. Después de tan exhaustiva competencia por el Mirreinato, Don David tornóse al hotel del Marqués de Sade a descansar, pues era ya de día y el debía de dormir. Los demás aprovechan las luz del sol y comienzan a caminar, llegando hasta el templo de la soledad, donde supieron la leyenda de la fundación del templo, que tiene un enorme grado de doble sentido, pues la leyenda cuenta que "El 18 de diciembre de 1620, sobre el lomo de una bestia no reconocida por nadie como propia, en una caja de madera llegó a este lugar donde se levantaba una ermita dedicada al glorioso martir San Sebastián, la venerable imágen de nuestra señora de la soledad". Los caballeros lagarto y sus acompañantes conmemoraron el acto, para después continuar su andar encontrando un cuadrilatero, donde junto a unos pequeñuelos realizaron unos relevos australianos. El andar se extiende hasta la noche y durante todo el día, descubren que la ciudad está plagada de peluquerías y estéticas, motivo por el cual deciden llamar a este País : Pelucrania, integrante de la Unión de Repúblicas Peluquerísticas y Estéticas. Al final de la jornada están nuevamente donde los portales, sitio en el que cenan, pero ahora sin contar con la bendición de Gogol®, que continuaba durmiendo. La negra noche tendió su manto y al no haber mas aventuras por correr ese día, vanse a dormir pues la jornada del domingo será fructífera.

El milagro de San Sobastián

Jornada Segunda

Capítulos I y II

Donde se nos narra la caminata matutina de Sir Ajab y Sir Baruc, de la forma en que conocen Mitla, el árbol del Tule con su leyenda obscura, y de cómo Sir Baruc es armado Caballero Lagarto

"Cuando marca sus cartas el tahur
y rompe el músico su partitura,
y vuelve Nosferatu al ataúd,
y pasa el camión de la basura,
a la hora de crecer,
a la hora de perder,
cuando ladran los perros del amanecer"
-Joaquín Sabina-


Lo que Pelucrania necesita : CambioA la hora en que se afeita el violador, salieron Sir Ajab y Sir Baruc en busca de conocimiento, como es su costumbre, y así ,luego de un buen rato de pasear por Pelucrania, llegaron hasta las escalinatas del auditorio de la Guelaguetza, donde anualmente se lleva a cabo esta tradición Pelucranense, y al pie del cual hay una gran escalinata con pinchemil escaleras, por lo que en aras del conocimiento Sir Ajab y Sir Baruc contaron los escalones para saber con exactitud a cuanto asciende ese número. Descubriendo que la cifra exacta es 133. Luego de admirar la vista de la ciudad desde la Acrópolis de Pelucrania, descendieron y en una panadería, al comprar una pieza de pan, descubren el mercado negro de moneda fraccionaria, porque durante todo el día anterior habían padecido por el cambio en Pelucrania, ya que nadie en ese país tenía, y ellos tampoco llevaron desde Metaforópolis, por lo que en todo el país se veía propaganda pegada diciendo "Lo que Pelucrania necesita es cambio", y en verdad eso era lo que necesitaba en aquellos entonces. Por lo que el cambio del que se hicieron Sir Ajab y el gran Baruc fue de gran utilidad.

Sir Trincardo abriendo las patasVuelven ellos a su hotel y ya sus acompañantes están casi listos para emprender la marcha, luego de un rato salen todos, menos Gogol®, quien sigue durmiendo, pues ya es de día nuevamente y el debe de continuar descansando. Desayunan en el mercado central de Pelucrania. Su primer destino es Mitla. En el camino, una señora oriunda de la región, le ofrece bondadosamente a Sir Trincardo sus bendiciones, y a punto está de sentarse en la abiertas piernas del "Señor del Poniente". Conocen Mitla la antigua ciudad zapoteca, donde nuevamente Sir Trincardo demuestra la impresionante incapacidad física de casi todos los integrantes de su familia, y al intentar subir un pequeño talud de la pirámide, se queda abierto de piernas, en conmemoración de las tierras que Gogol® su hermano le heredase y que llevan su nombre, las regiones de Trincardia "El País de las Piernas Abiertas". Finalizada la visita a la zona arqueológica de las grecas, inician la marcha hacia la tierra natal de Sir Ajab 'El Tule', pero antes de ello, se topan en su camino con un licenciado al cual le dió por hurgar detrá de la cangurera que Sir Ajab tenía adelante, descubriendo que efectivamente este caballero es de esa región de Tule.Licenciado en Mitla Por ello es, que orgullosamente el licenciado se tomó una foto con Sir Ajab, Zolrak y Colpocorto, luego de esto, la buena ventura les acompaño hasta llegar a donde el árbol de Tule, que es una verdadera belleza natural, debajo del cual, escrito con ladrillos, se puede leer la leyenda : Soy tuleño turista. Vuelven a Pelucrania al atardecer y para las 7:30 de la noche aproximadamente, después de haber cenado, Sir Trincardo, en su carácter de "Señor del Arrabal", arman caballero lagarto al gran Baruc, que en muy corto tiempo demostró que la magia verde se hace, pero que también se nace con ella y ese día fue reconocido con tal distinción, por lo que, emocionado por el gran acontecimiento dijo: "Después de esto, ya no se puede caer más bajo". Y así, con su nuevo integrante, los caballeros lagarto cenan otra vez en los portales, donde eligen democráticamente su próximo destino, que resultó ser El Hellmarket y como ya va siendo hora de regresar, pasan por Su Empresarialidad al hotel y se encaminan hacia el santiamén de Pelucrania.

EPILOGO
Pero Su Celestial Empresarialidad, no fue tan lejos, solamente a dormir. Una misión divina lo había llevado tan lejos de su casa. Cuando iniciaron su andar de regreso a tomar su transporte de regreso a Metaforópolis, por una calle del centro de aquel sureño país, un par de individuos se le acercaron a Lady Betty, (quien se autonombró la mejor mujer, la mas sexy y buena onda) y uno de ellos le dijo: ¡¡Adiooos!!, lo cual provocó la ira de Zolrak, que estaba dispuesto a romperles el alma con sus conocimientos sobre artes marciales, pero su intento se vió frustrado cuando de entre las tinieblas de la noche, el cielo tronó, apareciendo de entre las sombras, Su Justciera Divinidad, El Adelantado Don David Anaya de Gogol®, quien más rápido que inmediatamente, apresó a los dos ofensores de Bety. Los tomó por el cuello, y así con un truhan en cada mano, preguntó a Zolrak si aquellos patanes le habían ofendido, a él o a su familia, en forma alguna, pero éste, que no salía de su azoro, medianamente pudo explicar a Gogol®, que la agraviada era la así autonombrada 'mejor mujer sobre la tierra', en ese mismo instante él les pidió que fueran a disculparse con la ofendida. Como en primera instancia se negaron, y en ese momento uno de los jovenes quizo aprovechar para liberarse de la mano de Dios; Gogol® mismo, le dió un par de puntapiés en el trasero a cada uno, e hizo que fueran a pedir disculpas a la autonombrada 'mujer más sexy, y buena onda del mundo', por lo que no les quedó mas remedio que hacerlo, y volverse a sus casas ajusticiados por el poder infinito de Gogol®. Con lo que los caballeros lagarto develaron el misterio de qué era lo que había ido a hacer Su Empresarialidad aparte de dormir.
Viajes 1 al 9 Viajes 10 al 18 Viajes 19 al 27 Viajes 28 al 36 Viajes 36 al 45
Morelia
Guanajuato
San Luis Potosí
Guadalajara
Taxco
Veracruz
Zacatecas
Mérida-Cancún
Aguascalientes
San Miguel de Allende
San Juan del Río
Las Granadas
Real de Catorce
Oaxaca
Manzanillo
Acapulco
Uruapan
Tlaxcala
Poza Rica -Tajín
Mazatlán -Los Cabos
León
Puebla
Querétaro
Pachuca
Fresnillo
Orizaba
Oaxaca II
Toluca
Xalapa
Chiapas
El Oro
Guanajuato II
Pátzcuaro
Morelia II
Ixtapan del Oro
Cuernavaca
Papantla -Tajín II
Lagos de Moreno
San Miguel de Allende II
Valle de Bravo
San Miguel Regla
Chihuahua -Pacífico
Toluca II
Guanajuato
Veracruz II


[ Home Page ] [ Rallies ] [ Viajes ] [ Caballeros Lagarto ] [ Diccionario ] [ Magia Verde ] [ Ibid ]

http://www.hagedis.net

aayuso@hagedis.net