<- O ->

Decimotercer Viaje

HAGEDIS
<- O ->

Viaje 13o.
Pollinópalis "El país de los pollinos y los nopales".

Septiembre 1989.

Jornada Primera

Capítulo I

Donde se nos cuenta de la forma en la que los caballeros lagarto vuelven a Tangamangandapio y de cómo Gogol©, se convierte en el primer Mirrey Lagarto de la historia


Gogol el primer Mirey Lagarto de la historia

Si bien el viaje anterior había sido el más divertido hasta entonces, éste y el siguiente no le desmerecerían, pues la simple presencia de Su Graciosa Empresarialidad, es garantía de diversión. Aunado a esto, ya previamente en Metaforópolis Sir Oz y Sir Ajab habían planeado ya, instaurar el premio de Mirrey Lagarto a aquel que demostrase ser el más inepto, pues la idea original que le fue relatada a Sir Oz, asi lo requería. La experiencia, les haría cambiar el sistema y ya para el catorceavo viaje esto cambiaría, pero esa es otra historia, y tendrá que ser contada en otra ocasión. Luego de salir nuevamente, en el último día de Katia, con rumbo a Tangamangandapio, tal como lo habían hecho el año anterior, momentos antes de descender de su autobus, Gogol® preguntó si no le habían hablado por teléfono, situación que fue suficiente para nombrarle el primer Mirrey Lagarto de la historia.

Durmiendo con el licenciadoPero ésta es no fue solo una aventura mística, si no gastronómica, principalmente para Su Alteza Serenísima, el adelantado Don David Anaya de Gogol®, quien antes de subirse al autobús se compró una hamburguesa de bolsita y una naranjada, y en la escala que hicieron en Fuente Allvejuna, hizo lo mismo. Claro está, que ambas hamburguesas fueron rápidamente devoradas por él. Una vez que éste fue nombrado Mirrey Lagarto, averiguaron cual era la forma en que habrían de llegar a su destino: Pollinópalis. Fue así como supieron que primero debían ir hasta Mateguatemala 'El país de las cosas prohibidas', para despues llegar hasta su destino final. Compraron sus boletos para las diez de la mañana, pues era el que más temprano partía para allá. Mientras se les llegaba la hora de partir, decidieron ir hacia el centro de la ciudad y desayunar en el Café del Castillo, de tan gratos recuerdos para ellos. Cual sería su sorpresa, que al ir llegando a tan conocido lugar, éste se hallaba cerrado, así que hubo que cambiar de lugar, pero no de planes, pues ya hacía hambre, así que Sir Azul entro a un expendio de pan y allí compró un chorizo, que mamablemente compartió con Don David Anaya. Acto seguido, caminaron hasta el restaurante Tokio, donde decidieron desayunarse, y allí, Su Hambrienta Empresarialidad pidió: una sopa de ajo, un vaso de café con leche, enchiladas verdes, un refresco, algunos cuantos panes de dulce para acompañar su café, y un poco de pastel, mientras que el resto de las dietas, fueron por mucho; mas frugales.

Capítulos II y III

De la llegada a Mateguatemala, donde comieron como Dios manda. Emprenden el viaje a Pollinópalis, donde comen 'Lomismo' y Gogol® sigue comiendo.

LA PUERTA DEL ESTE DE MATEGUATEMALAEl tiempo de partir se llegó y junto con él, los caballeros de la casa HAGEDIS, listos estuvieron para continuar en un viaje de escasa hora y media. Sin embargo, en algún punto intermedio donde el chofer del autobus se detuvo a ascender y descender pasaje, algunos comerciantes expendían sus productos a los viandantes al grito de "¡Gorditaas, Gorditaas!". Cantar que Gogol® repetía en son de burla, intentando imitar el acento con que esa buena gente expendía su producto. Eso, claro está, no impidió el hecho de que él se comprase unas cuantas para el camino. Llegan ya a Mateguatemala "El País de las cosas prohibidas". Al ver La Puerta del Este, que tiene la llave de la ciudad, Su Golosa Empresarialidad, siente, otra vez, un pequeño hueco en el estómago, y ante la imperiosa necesidad de alimentarse, se compra ahora una torta de bolsita y una naranjada. Mientras esperaban en la terminal de camiones, entre él y Sir Azul se terminaron el chorizo que éste último había comprado.

Salen con rumbo a su destino principal y luego de una hora de camino, llegan a la entrada del tunel Joss Warrior llamado así, pues este persoanje ha sido el único en recorrer, caminando, todo su largo, (pues es un túnel de una longitud de quizas tres kilometros) en menos de cinco minutos. Distancia que sin complicaciones caminan nuestros valientes aventureros y en la cual, ven que varios tuneles pequeños aparecen a los costados del camino principal. Al llegar al otro lado y volver a ver la luz del día, descubren que es época de fiesta, casualmente la mas importante del lugar, por lo que la vendimia se pone buena y en el camino hacia la iglesia hay muchos puestos, donde se expenden variadas artesanías, objetos religiosos y por supuesto: alimentos.

La ceremonia del cactus

Su empresarialidad saliedo del barEs precisamente afuera de uno de estos puestos, que Su Gentil Empresarialida, el Adelantado don David Anaya de Gogol® se detiene a preguntar que era lo que estaban cocinando.
- Es asado, le responde la mujer que, al mismo tiempo que resuelve la duda de su empresarialidad, mueve con un palo el interior de un cazo. El cual contiene, algo que parece ser una res finamente deshuesada y cortada en cuadritos, así, con vísceras y todo.
-¿Y me puede vender un taco?, pregunta Gogol®.
-Pues es que todavía no está cocido, responde la mujer que, a la sazón, sigue moviendo su menjurje.
- Bueno, pero me puede vender un taco, ¿Sí o No?, continúa Gogol®,
-Pues si, pero todavía esta crudo, vuelve a responder la mujer.
- No importa, démelo así como está, contesta inamovible Su Empresarialidad, ante la mirada atónita de todos sus acompañantes y de la propia mujer del asado.
Al llegar a este punto, los caballeros lagarto no pueden más, y se retiran de la escena del crímen. Unos cuantos minutos después, se ve aparecer al mismísimo Gogol®, con sendo par de tacos en la mano, que les ofrece a sus compañeros, quienes lo rechazan, muy amablemente.

Churrería 'El Agarrón'Continúan su caminata pues han de hallar su hospedaje en 'La Puesta del Quinto Sol', donde dejan su arreos de viaje y salen a seguir conociendo Pollinópalis, a la cual llegaron de tarde. Vuelven a la plaza principal, donde ahora hay más vida, y ven que el supuesto pueblo fantasma, no lo es tanto, aunque muchas de sus construcciones estén abandonadas, los pollinos y los nopales habitan dentro de ellas, con lo que éste lugar de gana su nombre de "El país de los pollinos y los nopales". Ya era de noche y los caballeros lagarto que no habían comido desde su desayuno en Tangamangandapio, resuelven ir a buscar un lugar donde sacroalimentarse. Encuentran en una casa, unas mesas dispuestas a manera de restaurant colectivo, donde el platillo principal consiste de puerco en salsa verde, arroz y frijoles, los cuales sustituyó Sir Ajab por un chile relleno, pero los demás, pidieron la orden como era originalmente. A Su Finísima Empresarialidad se le antojó lo que sus compañeros comían y le dijo a la muchacha que los atendía, "¿Cómo se llama es que están comiendo?", pero como la muchacha no le supo responder, éste le dijo: 'Bueno me traes lo mismo', bautizando a este platillo (antes sin nombre), como Lomismo. Platillo que gustosamente comió el Dios Metaforopolitano de la noche.

Despues de cenar, caminan un rato, considerando justo y necesario irse a dormir, pues en verdad era justo y necesario, luego de tantas horas de viaje. Pero cuando buscan a Gogol®, este acaba de estafar a un pobre hombre que se ganaba la vida honradamente, vendiendo sweaters, tres de los cuales le cambió por una mal habida cortesía de tres días y dos noches en el Hotel Club 'Las Naves'de Estigmia.
El sorteo de los cuartos deja a Sir Oz, Sir Ajab y al gran Baruc en una habitación y a Gogol® y Sir Azul (que perdió el disparejo), en la otra. Se duermen, pero Sir Oz y Sir Ajab quienes comparten la cama que está junto al baño, escuchan unos sonidos muy extraños, misteriosos y constantes durante toda la noche.

Jornada Segunda

Capítulos I y II

Amanece en Pollinópalis y al despertar a Gogol®, descubren que éste había convertido el aire en gas natural estando a punto de matar a Sir Yosolito. Así como también se nos narra la historia del Chuletón.

El aire convertido en GAS natural"Lucha de gigantes, convierten
el aire en gas natural"


Tantas horas de viaje dejaron exhaustos a los caballeros lagarto, e hibernaron durante doce horas. Cuando se levantaron, inmediatamente fueron a por Sir Azul y Gogol®, pues en realidad estaban preocupados por los extraños ruidos que escucharon en su habitación la noche anterior. Llaman a la puerta, pero no hay respuesta. Una y otra vez tocan, hasta que finalmente se levanta Sir Azul a abrirles, pero en el momento mismo en que este abre la puerta un fétido olor a gas natural les hiere la fosas nasales. Era ni mas ni menos, que el olor que había dejado Su Apestosa Empresarialidad, el Adelantado don David Anaya de Gogol®, quien se enfermó del estómago y los ruidos que escucharon la noche anterior, eran del excusado, que estuvo en constante actividad durante la noche y que finalmente sucumbió a los embates de Gogol®, que lo tapó. Cuando éste se levantó, le dijo a sus compañeros que estaba un poco malito, porque algo, de lo que había comido le había hecho daño, pues nunca pasó por su cabeza, la idea de que su víscera membranosa donde empieza la digestión, se hubiera recargado por todo lo que se tragó el día anterior.

La puesta del quinto solY con esa imagen deplorable, dejan su hotel Sir Oz, Sir Ajab y el gran Baruc, pues el Yosolito se queda para asearse. Caminan un buen rato por Pollonópalis y ven que es bueno. Muchos minutos más tarde se les une Sir Azul y continúan su andar por el lugar. A lo lejos, escuchan tonantes estruendos, provenientes de la dirección de su hospedaje, creen entonces que es una señal de que Su Empresarialidad, desea devolver al antiguo pueblo minero, su bonanza perdida. Tórnanse a su hospedaje, donde ven a David un poco más repuesto y dispuesto a seguir haciendo de las suyas. Pues como estaba un poco malito, decide desayunarse de manera ligera, les dice a sus acompañantes que ya en el restaurante del hotel pidió un Chuletón. Los deja de lacayos y les encarga le avisen cuando su alie¿mento esté listo, pues el ha de asearse. Cuando se está bañando, aparece el encargado del restaurante y les pregunta a los caballeros lagarto :'¿No está el chavo del chuletón?', ellos le responden que se está duchando y éste contesta,"¡Ah bueno, ahorita vengo, voy a prepararle su chuletón!". De inmediato la macabra mente de Baruc creó la taxonomía del chuletón, la cual lo clasifica como el miembro viril de un burro (el ganado más abundante de la región), finamente extendido y artificialmente adherido a reciclado hueso de chuleta. El cual a pesar de la descripción del gran Baruc, Gogol® come con singular alegría.

Capítulos III y IV

Donde descubren que la cara de Dios en un agujero negro, se pierden en las entrañas de la tierra y vuelven a Tangamangandapio con Gogol® haciendo de las suyas.

Los licenciados cayendo del burroYa va siendo hora de volver y Sir Ajab y Sir Baruc se adelantan a la entrada del túnel Joss Warrior, donde ven un espectáculo incomparable. Un par de licenciados que tenían aún la borrachera encima tratan de subirse a un pollino. Uno de ellos -Juancho- ya está en el lomo del animal (del burro), mientras que Pancho trata de subirse en la grupa, pero tan alcoholizados están que Pancho va a dar con su humanidad al suelo, pero a la voz de: "¿Me voy?... ¡Nos vamos!", se lleva a Juancho y ambos caen de nalgas al suelo, haciendo las delicias del público asistente. Y los caballeros lagarto que siempre están viendo el oráculo, de manera profética, prepararon su cámaras y captaron la acción en el momento justo de su realización. Cuando el resto de la compañía llegó, ya los licenciados se les habían adelantado en el camino. Pero pudieron disfrutar con una pequeña que a fuerza quería venderles una veladora, por lo que maliciosamente (como es su costumbre) el gran Baruc le dijo a la niña : "Él es el que tiene el dinero" y señalando a Sir Ajab le dejó la molesta labor de deshacerse de ella, pero la pequeña era necia y aprovechó que el Archimago de la Esquina le daba un trago al agua de su cantimplora, para poner en la funda la veladora y decirle "Ya la tienes ahí, ahora págamela", pero las enseñanzas que Gogol® había dejado en su corta estancia en el lugar, no fueron suficientes para hacer que Sir Ajab comprase algo en contra de su voluntad, devuelve la veladora e inician el andar por el túnel Joss Warrior.

A la mitad del camino descubren un túnel y con Gogol® y Sir Azul dispuestos a correr una verdadera aventura, los cinco valerosos viajeros, se adentran en el túnel, armados solamente con una insignificante lamparita de mano que llevaba Su Empresarialidad. Después de caminar unos cinco minutos, Sir Ajab escucha de voz de Sir Oz :
- Yo no confío en la lamparita de Gogol.
- Yo tampoco, le contesta éste.
A las puertas de la aventuraY sabiamente toman sus providencias, pues la situación lo ameritaba. Sir Ajab sugiere que dejen una de las mochilas para marcar el camino y que hagan ésto, cada determinado tiempo, o cada vez que haya una bifurcación. Así lo hacen y la primera mochila que dejan es la de Adelantado Don David Anaya de Gogol®. Continúan caminando y en una bifurcación dejan el equipaje de Sir Ajab. Llegan hasta un agujero que pasa por arriba del camino principal de túnel Joss Warrior, cruzan de un solo salto hacia el otro lado; todos menos Sir Oz, quien se queda para tomarles una foto. Los que pasaron del otro lado, vieron que el sigueinte sendero estaba demasiado empinado y deciden regresar, dan nuevamente el salto sobre el agujero que está como a cinco metros del suelo, una vez del otro lado, escuchan a Dios decir: "Oigan .... miren", al mismo tiempo que apunta la tenue luz de la lámpara hacia su cara. Acto seguido, se escuchó un "OOOOh... Oh" y la luz desapareció. Aún ahora no se sabe si fué Gogol® o fué la luz quien dijo eso, lo cierto es que la cara de David-Dios es un agujero negro, y la luz se colapsa al llegar a ella. Así que ahora estaban lucidos, pues Dios no estaba de su lado y no tenían modo de hacerle volver del suyo. No obstante, la pequeña complicación; se las ingenian para auxiliar a Gogol® a cruzar del lado donde ellos estaban y comienza el andar de regreso. Sir Ajab sugiere que se numeren y se tomen del hombro para no perderse los unos de los otros, cuando Sir Baruc empieza a buscar al que venía detrás de él, le pica un ojo a Oscarito (quien se había agachado) y a punto estuvo de sacárselo. Lidereando al grupo, va Sir Ajab. A tientas contra la pared, logra llegar después de un buen rato, a donde estaba su mochila, lo cual los llenó de regocijo, porque estaban en el camino correcto, tiempo después hallan la mochila de Gogol®. Pero aún así, ellos continuaban si luz. La obscuridad era tanta que si ponían su mano enfrente de su nariz no podían verla, de hecho, ni siquiera podían verse la nariz. Cuando Sir Oz sugirió la idea de que se alumbrasen con los flashes de las cámaras, Sir Azul dijo que él no quería gastar su rollo. "Pues sácale el rollo y usa solo el flash", le dijo Sir Oz. "¿Y si se me vela el rollo?" contestó el Yosolito. Por lo que Sir Baruc, no pudo contener la risa y le dijo que no fuera menso, que solo se velan por la acción de la luz. Por fin, ven nuevamente el camino hacia el túnel Joss Warrior, y locos de contentos salen corriendo de allí, saltan todos y el último en salir es Sir Oz, quien duda un poco en saltar, mientras los demás festejaban el haber salido de allí, motivo por el cual, ellos no se percatan de que una carreta jalada por un pollino, venía por donde Sir Oz iba a salir y le gritaron: "¡¡No... espérate!!", pero era ya demasiado tarde. Éste brincó, saliendo de la pared como un fantasma, pasando exactamente enfrente del burro, que venía a gran velocidad. Velocidad que de inmediato incrementó,debido al tremendo susto que se llevó.

Nothing like the sunFinalmente salen del túnel, y se montan en una camioneta que los lleva hasta Mateguatemala, Sir Oz y Gogol® van adelante donde el chofer. Cuando pasan por 'El saladito', Gogol® le dice al conductor, que él tiene un amigo que es de allí, y el conductor le dice: "¿Y quién es?, a lo mejor lo conozco, porque yo conozco a todos en 'El saladito'". Pues se llama Luisinsesos Wence, "Nooo, a ese no lo conozco", le respondió el chofer, y prosiguieron con su camino.
Por fin llegan a Mateguatemala, en donde un camión de segunda clase les espera para llevarlos a Tangamangandapio, hay pocos asientos y de hecho solamente cuatro de ellos alcanzan lugar, solo falta Gogol® que se quedó comprando un refresco y una hamburguesa de bolsita (como Dios manda). Se sube al camión y camina hasta el final del mismo, donde se encuentran ya sus compañeros, abre su lata de refresco, a la cual da un par de tragos, la pone sobre la rejilla del porta-equipaje, mientras arregla algo en su equipaje, repentinamente el autobus se arranca y derrama por completo su bebida refrescante, sobre un infeliz mortal que estaba sentado, justo debajo de donde Gogol® la había puesto, por lo que termina completamente empapado, mientras que, Su Indignada Empresarialidad, inmutable como es él, se agacha a recoger su lata casi vacia, mirando al hombre, con cara de "Que mala onda, ya me dejaste sin refresco". Despué,s se sienta haciéndose un espacio entre sus compañeros, moviendo sus posedareas como gallina y saca de entre sus cosas un cuento de Mafalda, que lo entretiene durante el resto del viaje y durante todo el próximo, pues también los llevaría a Pelucrania en el viaje 14, pero esa es otra historia y es contada exactamente aquí abajo, porque éste viaje ya se terminó, justamente en la madrugada del 2 de octubre el día inolvidable.

Viajes 1 al 9 Viajes 10 al 18 Viajes 19 al 27 Viajes 28 al 36 Viajes 36 al 45
Morelia
Guanajuato
San Luis Potosí
Guadalajara
Taxco
Veracruz
Zacatecas
Mérida-Cancún
Aguascalientes
San Miguel de Allende
San Juan del Río
Las Granadas
Real de Catorce
Oaxaca
Manzanillo
Acapulco
Uruapan
Tlaxcala
Poza Rica -Tajín
Mazatlán -Los Cabos
León
Puebla
Querétaro
Pachuca
Fresnillo
Orizaba
Oaxaca II
Toluca
Xalapa
Chiapas
El Oro
Guanajuato II
Pátzcuaro
Morelia II
Ixtapan del Oro
Cuernavaca
Papantla -Tajín II
Lagos de Moreno
San Miguel de Allende II
Valle de Bravo
San Miguel Regla
Chihuahua -Pacífico
Toluca II
Guanajuato
Veracruz II


[ Home Page ] [ Rallies ] [ Viajes ] [ Caballeros Lagarto ] [ Diccionario ] [ Magia Verde ] [ Ibid ]

http://www.hagedis.net

aayuso@hagedis.net